Consejos para disfrutar de la playa con bebés

Empezamos a sufrir ya el calor del verano y desde el blog de lacestitadelbebe.es hemos decidido dar una serie de consejos a todos esos papás que quieren disfrutar de la playa y piscina rodeados de sus peques y con total seguridad.

Simplemente con seguir una serie de premisas y tener cuidado con los elementos y estar protegidos del sol será suficiente. Porque tener hijos no es incompatible con los deleites que nos ofrece la época estival y por supuesto la deseada playa.

Lo recomendable para ir a la playa, piscinas, es decir exposición al sol, es que el bebé tenga al menos más de 6 meses. Siempre protegido con crema solar, pero cuidado, la crema solar sólo se recomienda a partir del año o más, para evitar irritaciones y alergias. Lo mejor es estar bajo una sombrilla, toldo, toalla que lo protejan de la radiación directa. También es conveniente como hemos hablado en otros artículos protegerles los ojos con unas gafas específicas anti UV. Hay que tener en cuenta que la ropa que mejor absorbe el sudor y por tanto mayor comodidad da al bebé es la que está elaborada con algodón orgánico.

Así que a partir de 6 meses los bebés pueden darse baños evidentemente con la supervisión de un adulto, y siempre que a los pequeños no les dé miedo. Con esa edad será la primera vez que ven el mar y probablemente las olas y su inmensidad les puedan resultar chocante o dar miedo y coger una pataleta. Para llevar a cabo los baños sin protección por cremas, pueden hacerlo con bañador y camiseta y gorros, todo lo que interfiriera y ofrezca protección solar. Recordar que para los niños se necesitan protecciones muy altas de 50 al menos, por su fina piel y cada dos o tres horas volver a aplicar, ya que en los baños se pierden sus propiedades.

Con los juguetes en la arena. Habrá que tener especial cuidado y que siempre los juguetes lleven la etiqueta CE para que estén regulados en normativa de seguridad. Tener presente que los bebés pequeños se llevan todo a la boca y pueden comer arena, como bien os explicamos en otro artículo.

También debemos tener en cuenta que hay que evitar las horas centrales del día por su mayor calor y radiación, es decir entre las 11 y las 16 de la tarde. Ya que los bebés todavía no tienen bien desarrollado su sistema termorregulador y pueden sufrir un golpe de calor o deshidratarse. Así que cada cierto ratito ahí que ir dándole de beber para no perder toda el agua en forma de sudoración.

Con estos breves consejos y un poco de sentido común se pueden disfrutar del verano con total seguridad. Para ampliar la información que hemos expuesto os dejamos otros artículos en los que ya hemos tratado diferentes consejos aquí ofrecidos con mayor detalle.

Antes de iros recordaros que ahora en verano tenemos nueva ropita y productos para nuestras cestas para bebes, canastillas bebe y que puedas crear tu tarta de pañales al mejor precio y con muchos y suculentos descuentos!

Si te ha gustado compártelo
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *