Viajar con tu bebé

En esta ocasión vamos a tratar un tema importante cuando somos papás, y es el de afrontar un viaje con nuestros peques. Como viene siendo habitual desde lacestitadelbebe os ofrecemos consejos para el día a día con nuestros peques, siempre desde recomendaciones, estudios médicos y por supuesto, nuestra propia experiencia.

Lo más normal después de dar a la luz a tu pequeño retoño es que quieras quedarte en casa los primeros meses de reposo y para que el bebé vaya creciendo de forma más tranquila y estar cerca del pediatra para cualquier urgencia.

Lo más usual para empezar viajes  suele ser a partir de los tres meses, a esta edad ya se ha superado un poco esa sensación de fragilidad inicial que se tiene y ya tienen unas cuantas vacunas a cuestas. Además no van a dar mucha guerra en lo que se refiere a lo de moverse, eso sí, si el viaje es largo habrá que armarse de paciencia, largo nos referimos a partir de una hora y media, y prepararse para darle de comer si lo pide o cambiarle los pañales, ya que el plácido sueño se puede alterar por alguno de estos condicionantes fisiológicos.

Recomendaciones

Informar a familiares que vas a salir de viaje por si hubiera algún contratiempo y siempre que tengan vuestros números de contacto para cualquier emergencia que pueda surgir en el trayecto.

Llevar siempre un botiquín de primeros auxilios con todo lo indispensable, medicinas u otras cosas que necesite o vaya a necesitar. De todas formas si el peque se os pone malo en otro lugar basta con ir a urgencias y allí os recetarán lo que necesite.

Si vais a sitios de abundante calor y sol, sobretodo echar un filtro solar, aunque es recomendable aplicarle siempre independientemente de la estación del año, ya que los bebés tienen muy poca melanina en la piel y además esta es muy fina. Lo recomendable utilizar al menos un factor de protección 30 o 50 mejor. De todas formas si se olvida este elemento siempre se puede adquirir en cualquier híper y farmacias.

En el coche lo recomendable es que vaya en los asientos de atrás dentro de su cuco protector o silla reglamentaria, teniendo en cuenta el sentido de la marcha, por si hubiera impactos y demás. También en el vehículo se debe disponer de parasoles, cortinillas o cristales tintados para reducir el calor y proteger los ojos del bebé de una forma directa contra los rayos UV.

Si vais en transporte público, autobús, tren o taxi, asegúrate de llevarlo bien ajustado en su cuco o silla reglamentaria, o que os proporcionen una los servicios de transporte de asistencia que hay para ello.

Si vais a volar con el peque, lo mismo, debe ir bien en su asiento o correspondiente o lugares asignados que tienen para los peques en los aviones. Otro truco si no quieres que durante el despegue o el aterrizaje les afecte el cambio de presión a los oídos es darle de mamar o bien darle biberón o ponerle chupete, de esta forma se minimizan los cambios de presión dentro de los oídos.

El equipaje como vais viendo e imagináis es cuantioso, y se debe de llevar siempre abundantes mudas limpias, agua, algún potito o leche si no se le da el pecho, pañales para el viaje, mantitas para cuando duerma no coja frío, más en los transporte públicos y aviones que no se puede regular tanto el caudal de aíre frío. También conviene llevar un cambiador, un neceser con productos de aseo básicos, también se deberán llevar el carrito o bien optar por una mochila portabebés y por último echar una bolsa con sorpresas y los juguetes favoritos para que esté distraído el mayor tiempo posible.

Bueno nadie dijo que fuera fácil viajar con peques, pero si planificáis con tiempo, vais con tranquilidad y paciencia, los viajes pueden resultar gratos y al final la experiencia de cada uno es lo mejor para adaptar los viajes a las necesidades de los peques.

Esperamos os haya gustado este artículo como siempre si estáis buscando una cesta para bebé o una de nuestras tartas de pañalesos invitamos a que visitéis nuestra web y si no encontráis lo que buscáis podéis contactarnos para ayudaros a encontrar vuestro regalo perfecto.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *