Los bebés y la navidad

Se acerca la época más tierna y en la que se comparten buenos momentos alrededor de mesas cargadas de comidas y regalos, hablamos de la navidad. Desde el blog de la cestitadelbebe.es vamos a ver cómo estas fechas no son iguales para todos y vamos a dar unos consejos de cómo afrontarlas con un bebé.

Para un bebé la primera navidad es un acontecimiento nuevo con muchos estímulos, felicidad y alboroto. También es una experiencia nueva para papás y mamás primerizas y resto de familia. Los niños son serán conscientes de nada aunque irán percibiendo un entusiasmo mayor que el habitual. Así que ha disfrutar de la fiesta, pero tendremos que cumplir unos requisitos básicos para el bienestar del bebé.

El descanso del bebé

Si estamos en navidades o en días de mayor ajetreo como noche buena, navidad, nochevieja, año nuevo o reyes y el bebé acaba de nacer o tiene poco tiempo, se recomienda no alterar sus rutinas de sueño. De esta forma los pequeños descansarán lo que necesitan, ya que estos días se caracterizan por mucho jaleo y alboroto.

Ante esta situación hay padres que no acuden o se saltan cenas  y comidas navideñas hasta que el bebé sea más mayor. Por otro lado, otros aprovechan que los bebés recién nacidos duermen mucho y en cualquier lado y los llevan a otras habitaciones donde puedan dormir mientras ellos disfrutan un poco de la fiesta.

Cuando ya crecen y alcanzan el año son más conscientes de la fiesta y el jaleo tiende a ponerles nerviosos y excitarse, a veces en demasía. Si esto ocurre, y están más irritables de lo normal lo que deberemos hacer es llevarlo a una habitación más aislada y tranquila donde le ofreceremos algo de leche en bibe o teta, esto le ayudará a calmarse y relajarse.

La dieta del bebé

Está claro que el bebé con en el sueño tiene que seguir su rutina de comidas y horarios en todo lo que sea posible. No se les debe dar dulces, frutos secos ni cualquier otro dulce o comida típica que pueda provocarle problemas, alergias o atragantamiento. Si el bebé ya ha probado estos alimentos y es mayor, pues es responsabilidad recae en los padres, pero lo mejor es evitar cosas con azúcar.

Tampoco debemos olvidar de los horarios de las comidas, normalmente comerán antes que el resto y así lo harán con mayor tranquilidad y evitando un exceso de estímulos que no le dejen comer. Cuando haya acabado ya podrá sumarse al resto de comensales, pero siempre querrá coger cosas con las manitas y llevárselas a la boca.

Controlar el entorno

En casos de bebés recién nacidos no es importante, pero en el caso de que gateen, anden o correteen sólo sí debemos seguir unas pautas de seguridad. Así que debemos asegurar el perímetro como dirían los agentes. Revisar enchufes y poner tapas, cables, alcance de árbol de navidad, comidas, cosas pequeñas y adornos, etc, vamos un sinfín de cosas y detalles que en estas épocas se multiplican y pueden ser un potencial peligro o acarrear situaciones complicadas..

Así que estás fiestas os tocará disfrutar un poco menos y estar pendientes del pequeño y mirar con lupa lo que hace, incluso si se acerca a la mesa y tira del mantel o tiene al alcance copas o botellas. Siempre podéis ir delegando en familiares para que os echen una mano y estén con ellos en algún rato y jugando. Pero recordad que cuando llegué el cansancio y el aburrimiento su refugio serán los calentitos brazos de papá o de mamá.

Salir a eventos

Si el pequeño va en carrito deberá ir bien abrigado, lo normal por estas fechas y con pocas horas de luz es que hagan frío o llueva. Así que tenemos que evitar pasar mucho rato en la calle de forma estática. Por ejemplo para ver los Reyes Magos, cabalgatas o cualquier tipo de desfile, ya que ellos no se enteran aún y es probable que acaben con un resfriado o con un exceso de nervios por tanto estímulo que puede acabar alterando su rutina. También debemos evitar en todo lo que sea posible los agolpamientos de gente, siempre podemos elegir horarios más tranquilos para disfrutar de las luces y la decoración navideña. Pero si esto sucede deberemos ir a un lugar tranquilo, ofrecerle bibe, o pecho, y tenerlos un rato con nosotros, lo mismo a la vuelta cuando llegamos, si notamos demasiados nervios e ímpetu, pues a la habitación de la serenidad.

Y para que no tengáis que esperar a los reyes magos en nuestra web nuestros regalos bebe son auténticos regalos, ya que tenemos unos precios de derribo. Además sólo por registrarte recibirás un código descuento del 5% en tu mail para todos nuestros productos, canastillas bebe, tartas de pañales y lo que os apetezca, incluido detalles de boda, comunión y bautizo!

Si te ha gustado compártelo
  • 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *