Guarderías sí o no?

Ese dilema que aparece cuando nuestro peque crece y ya no para quieto y en algunos casos incluso antes cuando la falta de tiempo se hace insostenible. La verdad es que para los padres y madres trabajadores no les queda más remedio a no ser que puedan echarles una mano los abuelos, y es aquí donde aparece el dilema. Desde lacestitadelbebe.es vamos a tratar de ver las ventajas y los inconvenientes que nos pueden hacer decantarnos por inscribirlos o no.

Muchos pensamientos pueden aparecer cuando se piensa en la guardería, “lo pasará mal, no conoce a nadie” “cogerá muchos virus y enfermedades” “pero estará seguro y vigilado”  Estos pueden ser algunos de los pensamientos  que pueden pasar por la cabeza a la hora de elegir una guardería, al final el objetivo es poder elegir lo que mejor se adapte a la situación personal de cada uno.

Vamos a empezar por las ventajas:

  • La principal de todas las ventajas está clara, y es que permite conciliación laboral y familiar, ya se dispone de mucho más tiempo para otras actividades y los horarios de estos centros suelen ser flexibles según los horarios de los papás y mamás.
  • Una de las principales ventajas es que están en buenas manos, el personal de atención son personas cualificadas y aptas para ese puesto en concreto que requiere mucha pasión, amor y paciencia.
  • Los peques aprenderán mucho más rápido con otros y aspectos sociales como la convivencia y la socialización se verán muy beneficiados, haciendo que los niños sean más abiertos, mejoren en algunas aptitudes como el lenguaje y hagan amigos entre ellos y los papás.
  • También mejorarán en el área de la psicomotricidad, ya que los centros y las personas encargadas están preparados para ellos con diversas actividades y zonas de aprendizaje y entretenimiento, lo cual motivará todavía más para un rápido aprendizaje.
  • El pago es sencillo y normalmente no tienen precios muy altos, aunque esto depende del horario y el tiempo de estancia que tenga el peque en el centro. De todas formas siempre hay centros públicos con precios más asequibles que los privados, pero como todo en la vida tiene una pega, y es que el número de plazas son limitadas y normalmente requerirán de bastante antelación y una serie de condiciones en los trámites de plaza para hacerse con esta.

Como nada es perfecto ahora vamos con las desventajas:

  • Una de las principales desventajas es que los niñ@s se suelen poner a menudo enfermos. Y es que los virus a estas edades son muy frecuentes y los peques lo comparten todo. Muchos centros no admiten a los niños enfermos o con síntomas, pero muchas veces las enfermedades no dan síntomas hasta que ya es tarde. Es aconsejable vacunar a los niños de todo lo que se pueda y recomiendan llevarlos a la guarde a partir de los 18 meses.
  • Otra de las principales desventajas o hándicaps que ofrecen estos jardines de infancia son sus horarios, sobretodo el de apertura que suele ser fijo y sin muchas opciones, así que si no llevas muy bien la rutina, a lo mejor no es lo más aconsejable la guardería.
  • La adaptación del niño, si son muy pequeños no se le puede pedir que haga amigos, además le costará unos días o meses superar la separación total de la madre. En estos centros por normal general una persona está encargad@ para una cantidad de niñ@ establecida, por lo que no se puede ofrecer una atención personalizada para un peque en concreto.
  • Problemas que pueden derivar en la adaptación es el excesivo ruido que se pueden generar en estos jardines de infancia, debido a que los nenes lloran a menudo, se caen o cogen pataletas, esto hace que otros se contagien del mismo estado y hagan lo mismo. Como decíamos la guardería sirve para hacer amigos siempre tras un período seguido de asistencia y los peques ya tengan una cierta edad y sigan manteniendo el vínculo.
  • Por último otra desventaja y sólo en el caso de los centros públicos es que la cantidad de plazas suele ser más limitada y restringida que en los privados.

Aquí os dejamos con algunas de las ventajas y desventajas que pueden hacer decantaros por esta opción, muchas veces si la madre tiene disponibilidad o los abuelos para cuidar a los peques suelen decantarse por esta opción, la de cuidarlos ellos, además está el tema económico.

Como apunte, nosotros como experiencia comentar que de los dos o tres primeros meses que nuestra peque asistió a la guardería realmente sólo pudo ir 15 días, porque estaba siempre malita, cogió muchos catarros y enfermedades víricas.

Antes de iros recordaros que seguimos trabajando en mejorar la web y ofreceros todos nuestros regalos para bebes actualizados y al mejor precio. También hemos actualizado nuestra sección de crea tu tarta de pañales con la opción de poder adquirir pañales sueltos en packs para poder incrementar la cantidad en los regalos personalizados. Esperando como siempre que haya sido de vuestro agrado y utilidad, hasta la próxima!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *