Prevenir las dermatitis con la llegada del frío

El verano se está acabando pero sigue mostrando temperaturas altas incluso en Septiembre. Además se acerca el comienzo de curso para la mayoría de peques que tienen que seguir lidiando con el Covid y el uso de las mascarillas y la ventilación.

Como todos sabemos con el frío a parte de los virus que afectan a las vías respiratorias se resiente la piel, sobre todo la de los bebés que es más delicada. Desde del blog de La cestita del Bebé os vamos a dejar con la principal afección de la piel con el frío, la dermatitis.

Definición de dermatitis

La definición por excelencia es que se trata de una enfermedad o afección de la piel, que como factor común tiene un origen crónico y además puede derivar en inflamaciones. Puede aparecer en los bebés a partir de 2 a 6 meses.

Se caracteriza porque la zona de la piel afectada suele tener una anormal sequedad y cuando se da la afección suelen aparecer unos granitos rojos. Por si no fuera poco se con las erupciones se suele presentar picazón, provocando en bebés y niños rascado excesivo y generando heridas con corteza.

Causantes de la afección

Como bien es sabido y hemos comentado al principio, la vuelta al cole y la rutina es un generador de estrés para toda la familia. Los cambios en el tiempo, horarios, diferentes comidas y la llegada del frío son las causas principales para el comienzo o empeoramiento de la enfermedad.

La mayoría de estos cambios como los del tiempo y temperatura también se suelen presentar en otras estaciones del año como en la primavera. De este modo, vemos que estas dos estaciones del año suelen ser las peores para bebés, niños y adultos que sufran de esta afección. Así será normal que durante estas fechas sean más normal que aparezcan estos brotes más agudos de lo normal, haciendo que el picor y la irritación lleguen a ser más intensos.

¿Cuál es la población con mayor riesgo?

Por norma general, esta afección o enfermedad de carácter leve, pero que causa muchas molestias, se caracteriza suele afectar en nuestro país a un porcentaje de niños comprendido entre un 10 y un 20% y sobre un 8% de la población más adulta. Y como hemos comentado cuanta con los periodos de brote más agudos y otros de remisión como puede ser e invierno y en mayor medida el verano.

Recomendaciones

Hay varias opciones, pero la más simple y el de llevar por casa, que además es uno de los mejores tratamientos, y que lo convierte en la principal recomendación, no es otro que el cuidado de la piel mediante cremas hidratantes de calidad. Con esto se consigue reducir la sequedad y descamación de la piel. Los pediatras y los médicos también puede ser que receten el uso de corticoides para controlar los brotes que se den de forma más virulenta.

Siempre es de vital importancia evitar el contacto directo con productos agresivos para la piel y el PH. Entre ellos cabe destacar los geles con alto PH, disolventes de todo tipo, tabaco, pinturas y mayoría de detergentes. En bebés y niños por norma general no usan perfume, pero debemos tener en cuenta que en su elaboración se añade alcohol y productos irritantes que pueden afectar de forma directa y negativa en las pieles atópicas.

Como en todos los procesos de nuestro cuerpo, la alimentación también es muy importante para controlar esta afección, ya que suele manifestarse de forma más agresiva si se consumen alimentos excitantes como los frutos secos, marico, huevos, los embutidos y los chocolates.

La playa suele curar muchas afecciones de la piel y ayuda a cicatrizar por su alto contenido en sal y nutrientes con minerales. Para algunas personas presentan muchos beneficios los baños en la playa, pero siempre es recomendable consultar al médico o pediatra.

Otra recomendación para los bebés y niños pequeños es aplicar baños con agua templada pero sin estar excesivamente caliente. Tras salir el proceso de secado deberá realizarse con una capa suave o ropa delicada, siendo muy cuidadosos y evitando de esta forma rascar y hacer roces en la piel. A continuación, se debe aplicar una crema emoliente que haya recetado el pediatra o una crema hidratante de calidad.

Siempre se deberán cortar bien las uñas a los pequeños o utilizar guantes como medida de protección, frente al rascado, ya que pueden hacerse heridas y ser focos de infección.

Para acabar se deberá usar ropa de tejidos suaves y orgánicos como el algodón, siempre serán mejor que los sintéticos que no absorben tanto el sudor y son más agresivos con las pieles suaves.

Finalizando os resumimos que los principales factores son el cambio en el tiempo, que junto la vuelta al cole y al trabajo agravan la enfermedad.  Ya que con los nervios y estrés que generan estas situaciones lo más normal es que se puedan sufrir nuevos brotes.

Con todo lo anterior expuesto nos hacemos una ligera idea de lo sensible y delicada que tienen la piel nuestros bebés. Por este motivo, es importante que si vas a comprar un regalo para bebé, siempre cuente con productos de origen y componentes biológicos para que no deriven en alergias.

Esta es la principal razón por la que en la cestita del bebé sólo utilizamos marcas BIO como Weleda, Naturbio y Mustela. Haciendo de nuestras canastillas para bebés BIO y nuestras tartas de pañales con productos BIO los regalos perfectos con los que acertar en cualquier ocasión, ya que además son prácticos y originales lo que hacen que se ahorre dinero en estos productos para el recién nacido. Ya que os recordamos que la pandemia no ha remitido, nosotros seguimos elaborando nuestros regalos con la máxima higiene y uso de mascarilla y limpieza de manos obligatoria. Tampoco os podéis perder nuestros detalles de boda, bautizo y comunión de nueva temporada y con descuentos en toda la web tanto para empresas como para particulares. Cuidaros mucho y con sentido común!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *