La navidad con bebés

El año poco a poco se va consumiendo para acercarnos a la época más esperada por la mayoría de niñ@s. Nos referimos por supuesto, a la navidad, esa etapa de excesos con las mesas repletas de regalos y comidas. Así que desde el blog de lacestitadelbebe.es os vamos a mostrar cómo disfrutarlas de la mejor manera con la llegada de un bebé

Bebé navideño

Para los bebés asistir a su primera celebración de navidad implica mucha felicidad por parte de la familia, pero también alboroto y excesos de estímulos. Esta nueva experiencia no sólo será para el preciado bebé sino también para los nuevos papás y mamás, y familia, pero lo notarán más si los padres son primerizos. Cabe destacar que los bebés no son consciente de nada aunque irán percibiendo ese entusiasmo mayor de que suele ser habitual.  Con esto no os decimos que no podáis disfrutar de la fiesta, pero deberemos tener en cuenta una serie de pautas para el bienestar del bebé.

El bebé y los descansos

El mejor consejo que os podemos dar para pasar buenos días es que en navidades hay días más tranquilos y los de mayo ajetreo como navidad, nochevieja, año nuevo y reyes principalmente, en estos días es fundamental no alterar las rutinas de sueño de los bebés. Así de esta forma, los bebés descansaran todo lo que necesiten, ya que estos días pueden venir marcados por mucho jaleo y alboroto.

Frente a estas situaciones muchos padres eligen por no acudir o saltarse algunas cenas y comidas navideñas esperando hasta que el bebé sea mayor. Por el contrario, también hay padres que aprovechando que sus bebés son tranquilos y duermen mucho, los llevan a habitaciones más tranquilas para ellos poder disfrutar un rato de la fiesta.

Conforme van creciendo y superan el año de edad, poco a poco van tomando consciencia de las fiestas, pero el jaleo en demasía suele ponerles nerviosos y excitarlos. Cuando esto ocurre los síntomas son claros, están muy irritables y movidos, más de lo normal. Si detectamos esto, lo mejor será llevarlos a otra habitación más tranquila para calmarlo con alguna toma de leche o bibe.

El bebé y la dieta

Para el bebé lo que mejor funciona es una buena combinación de descanso y buena alimentación respetando sus horarios y rutinas en la medida que sea posible. En estas fechas se suelen tomar muchos dulces, lo cual está totalmente prohibido para el bebé, así como frutos secos o comida que puedan provocarle problemas, alergias o desembocar en un atragantamiento. Si el bebé ya es mayor y ha probado anteriormente estos alimentos, la responsabilidad en administrárselos es de los padres, pero lo mejor es evitar alimentos con azúcar.

No se nos puede pasar por alto los horarios de las comidas, lo mejor es que el bebé coma antes del resto, lo hará de forma más tranquila y evitando la mayoría de los estímulos que pueden hacer que deje de comer. Cuando haya acabado si no tiene sueño puede unirse al resto de los comensales.

La importancia del entorno del bebé

Para los bebés recién nacidos no influye, pero en el caso de que ande, gateen o corran, sí deberemos aplicar unas pautas de seguridad. Como diría la policía debemos asegurar el perímetro. Especial cuidado con enchufes a aire, cables, comidas, restos, el árbol de navidad o suciedad. Como veis una cantidad de cosas y detalles que de normal desbordan en esta época se multiplican y pueden generar o acabar en situaciones peligrosas e indeseables.

Lo más probable es que si os toca disfrutar de las navidades con el peque en esta edad, disfrutaréis menos ya que tenéis que estar muy pendientes y mirando constantemente donde está y lo que hace. Ya que otra travesura puede ser acercarse a la mesa y tirar del mantel o coger lo que tenga al alcance de la mano como cubiertos o copas. Si estáis acompañados siempre podéis delegar para descansar un rato y pasar a otras actividades. Cuando se agoten o se aburran lo normal es que busquen los brazos de mamá o de papá.

Asistir a eventos

Con el invierno recién inaugurado el frío ya será patente, por lo tanto en el carrito deberán ir bien abrigados, para evitar el viento, el frío o la lluvia. Lo recomendable es evitar pasar mucho rato en la calle de forma estática. Nos referimos como cuando estamos de pie viendo los Reyes Magos, desfiles o cabalgatas. Ellos todavía no se enterar y lo probable es que acaben sobre estimulados o con un resfriado.

Debemos tener en cuenta también que lo mejor es evitar las conglomeraciones de gente, eligiendo siempre los horarios más tranquilos para disfrutar de las luces y la decoración de la navidad.

Si en el trayecto se pone demasiado nervioso y llora, lo mejor buscar un lugar tranquilo y calentito y ofrecerle pecho o bibe, esto les tranquilizará y les ayudará a recuperar el estado de relajación o sueño si está cansado.

Nosotros trabajamos en nuestra web para que no tengáis que esperar al black Friday ni a los Reyes Magos, nuestros regalos Premium para bebés con más descuentos que nunca y seguimos manteniendo vigente el 5% de descuento adicional para registros mail. Así podréis beneficiaros para obtener nuestras originales cestas para bebés y elegantes ajuares a vuestro gusto o bien decantaros por alguna tarta de pañales Dodot personalizada para celebrar un babyshower con regalos originales. Sin olvidar nuestros preciosos detalles de boda, bautizo y comunión.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *