Estimulación musical en niños una gran decisión

La importancia de la música para los niños ya es un hecho refutado, los numerosos estudios científicos avalan los diversos beneficios para los bebés. Los niños aprenden sonidos y ritmos sólo escuchando canciones y viendo como bailan o se dan palmas de forma rítmicamente, desde lacestitadelbebe.es como padres os vamos a ofrecer un artículo sobre los beneficios de la música y que nosotros mismos también comprobamos con nuestros peques.

La iniciación musical es algo sencillo y que puede realizarse en la propia casa, también es muy bueno cantarles en la cuna, escuchar canciones infantiles, silbar y tararear, además de producir cambios a fisiológicos, desarrollando así fuertes vínculos afectivos con los padres y familiares, de esta forma se estará desarrollando y creando las bases de su inteligencia emocional.

Todos sabemos que los bebés y los niños son auténticas esponjas devoradoras de estímulos, en este caso la música mejorar la atención y la concentración, así como la memoria y las capacidades de síntesis y razonamiento mejorando así en el colegio y obteniendo mejor rendimiento académico, ya se su aprendizaje se ve muy favorecido.

La complejidad de las canciones y los ritmos se pueden ir incrementando conforme le niño lo aprende o crece, para los pequeños lo normal es y recomendable son canciones de letras sencillas que sean fáciles de aprender y muy repetitivas, esto también les reafirma en la autoconfianza.

La iniciación musical ya depende de los padres, normalmente se pueden inscribir a los niños a edades tempranas que parten de los 2 años. En estas clases de música normalmente se les estimula enseñándoles el desarrollo y descubrimiento de la capacidad psicomotoras, musicales, de expresión y coordinación. Así conforme van aprendiendo ritmos, conocimientos, conocen la voz y su modulación y demás funciones, podrán ir aprendiendo y utilizando diversos instrumentos musicales, para que al final puedan decantarse por el que más les guste.

A partir de los 5 o 6 años dependiendo del nivel de los niños, ya se les puede ir iniciando en la formación musical si los padres y el niño quieren seguir adquiriendo aptitudes y actitudes para el contacto con el instrumento musical preferido.

En resumen, la música es un gran aliciente para que nuestros pequeños sean más despiertos, tengan mejores capacidades y tengan mejor atención, ya depende de cada uno hasta que nivel se quiera seguir cuando vaya creciendo el niño, pero es innegable que es una gran actividad extraescolar junto al deporte.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *