El llanto de los bebés

Ese agudo sonido que nos hace acudir a toda marcha al auxilio del bebé, a ver qué pasa. Ese sollozo que siempre nos pone alerta, sí, nos referimos al llanto de nuestros peques. Hoy desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ver cómo podemos interpretar los diferentes llantos de los bebés para cada situación

Bebé Llorando

Los bebés como todavía no pueden ver suficientemente bien, ni hablar, siempre utilizan el llanto, es su forma y recurso de comunicación más eficaz en estos primeros meses, y vaya si es eficaz. Es la manera que tienen de mostrar cómo se encuentran y llamar la atención. Se han llegado a detectar al menos seis tipos de llanto diferentes, dependiendo de si necesita desahogo, se encuentran hambrientos, tienen cansancio, molestias, dolores o de necesitan llamar la atención. Vamos a ir viéndolos, de todas formas si no los detectas no pasa nada, siempre se pueden ir  a lo fijo, mirar pañal, unas carantoñas y pecho o potito y a dormir si toca, con eso seguro que acertamos.

Los estudios más recientes llevados a cabo por expertos de la materia han llegado a la conclusión de que los bebés y recién nacidos suelen llorar dos o más horas a lo largo del día hasta cumplir los tres meses. Casi la mitad de las veces que esto ocurre suele darse de noche, es decir, preparaos para pasar un tiempo desvelados.

También depende mucho la duración e intensidad del berrinche del carácter del bebé, ya que los niñ@s más tranquilos siempre lloran menos. De todas formas paciencia si nos toca un bebé nervioso, son más inquietos y temperamentales, así requerirá más atenciones teniendo más carácter.

Cuando los bebés lloran, debemos intentar calmarlos y revertir la situación lo antes posible. Para esto siempre calma que aquí os vamos a dejar unos consejos o tips para entender que nos están queriendo decir en cada momento:

  • Llanto de hambre

Este tipo de llanto cuando la principal causa es el hambre, suele tener tono de demanda o ruego y suelen aplacarlo cuando los coges en brazos, ya a la espera de la comida.

  • Llanto por dolor

En esta situación primero dará un grito agudo seguido de un descanso (llamado apnea) donde deja de respirar, a continuación le seguirán varios llantos de angustia y otro penetrante. Le costará calmarse hasta que se le pase el dolor, bien del golpe, cólicos, etc, cogerlo en brazos ayuda pero seguirá llorando un rato.

  • Llanto por molestia

Este tipo de llanto suele ser más leve que el de dolor y normalmente cesa cuando lo cogen en brazos, se calma o expulsa gases.

  • Llanto por cansancio

Este otro tipo de llanto suele notarse más antes de la hora de la siesta o al final del día donde el cansancio ya es patente. Suele empezar de forma leve, que conforme avanza llega al nivel del llanto de dolor. Es una forma de descargar tanta energía y nervio acumulado a lo largo del día. Lo mejor es consolarlo si sigue dejarlo un poco y al rato seguir hasta conseguir que se duerma, puede ser que le alivie un baño o expulsar gases.

  • Llanto para llamar la atención

En esta ocasión lo que se busca es llamar la atención para ello se realiza más suave y de forma de súplica, siempre buscando una mirada, una sonrisa o jugar un poco, algo de complicidad.

Muchas veces los lloriqueos suelen ir asociados con cambios debidos al crecimiento del bebé, algunas veces notaremos una regresión en la conducta, es decir, cuando parece que se avanzaba vuelve a llorar como antes, pero es completamente normal. Deberemos enseñarle a calmarse sólo, por norma general el chupete ayuda mucho, pero sino siempre se puede chupar el pulgar.

Según las experiencias de otros papás y mamas suelen comentar que en algunos casos dos horas de llanto al día no es nada, algunos bebés se han pegado toda la noche o varias horas seguidas llorando, algo que tampoco puede ser normal, ya que se dormirían de cansancio. Pero por norma general suelen llorar mucho con un sueño bastante tenue y ligero hasta los primeros 6 meses de vida. Conforme vayan creciendo y a partir del año notaremos gran mejoría en el descanso nocturno.

Como consejo particular es que si estáis agotados tanto física como psicológicamente siempre podéis optar por dejarlo un tiempo en manos de otros familiares, por normal general, las abuelas y abuelos son los más idóneos para dormirlos o llevarlos de paseo y se acaben relajando y durmiendo.

Antes de acabar os recordamos que seguimos trabajando en la calidad de nuestros regalos, para que siempre cumplan con todas las premisas CE, siendo libre de BPA y elaborados con tejido orgánicos y productos BIO en el caso de las marcas de higiene.  Así podéis disfrutar y crear tu canastilla bebe a tu gusto y con total tranquilidad y lo mismo con la tarta de pañales al mejor precio, tanto si es para hospital o baby shower. No conseguiremos que dejen de llorar pero al menos sí que ayudarán lo que se pueda. A descansar lo que se pueda!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *