¿Te gusta viajar y tu peque se marea? No te pierdas nuestros tips

Con la llegada del bueno tiempo nos gusta más salir a disfrutar de otros lugares, la mayoría de las veces son trayectos en coche. Pero si nuestros peques se marean tendremos un viaje menos deseado y pasarán un mal rato. Por esto desde el blog de La Cestita del Bebé os vamos a dejar unos trucos para que ir en coche sea más ameno, no os vamos a contar el de poner la tira de goma o banda antiestática colgando del parachoques trasero.

Peque disfrutando en la playa

¿Por qué mi hijo se marea por movimiento?

Los mareos al conducir, conocidos como cinetosis, pueden afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, es menos común en niños menores de 1 año y comienza a afectar más entre los 6 y los 9 años.
Este tipo de mareo que se da en niños está relacionado con el sistema de regulación del equilibrio perceptivo. Como sabes, el equilibrio está en el oído, y durante este período de la infancia se desarrolla por completo.

Los niños que tienden a carecer de coordinación, o que aprenden a controlarla, experimentan más sensaciones motoras que cualquier otra persona en un automóvil mientras viaja. Los niños perciben con mayor intensidad la sensación de acelerar, frenar, desplazar lateralmente o cambiar de dirección. Similar al caso de un niño que se marea en un automóvil, lo mismo sucede en otros medios de transporte como barcos, aviones e incluso trenes.

Síntomas del mareo por movimiento en niños

El mareo al montar en vehículos es una enfermedad benigna y pasajera, pero trae una sensación muy desagradable a quien la padece. No debe confundirse con ningún otro problema de salud, los síntomas son evidentes:
• Sentirse incómodo
• Dolor de cabeza
• Mareado
• Sufrir náuseas
• Sudor frío
• Vómitos

Aunque algunos niños experimentan vértigo en viajes cortos con solo subirse a un coche, hay otros casos en los que otras causas juegan un papel importante. Un ejemplo sería leer un libro o mirar una pantalla mientras viaja en automóvil. Mientras los ojos están fijos, los oídos perciben señales de movimiento y están completamente desequilibrados. Esta es una causa directa de tanto mareo y malestar que afecta a los niños en casa, así como a muchos adultos.

¿A qué edad se marean los niños?

El mareo por movimiento puede comenzar en los niños a cualquier edad. Desde el nacimiento, la audición de los niños se desarrolla constantemente hasta la edad adulta.

Aunque es raro en los niños pequeños, es más probable que un niño desarrolle mareo por movimiento entre las edades de 2 y 12 años. Hay niños, niñas y niños que son más susceptibles a la enfermedad y otros que parecen inmunes al mareo.
Además de los niños, el mareo por movimiento es común en mujeres embarazadas. Por supuesto que hay adultos que la padecen toda la vida, y también hay quienes la padecen en la vejez.

¿Qué haces cuando un niño se marea mientras está sentado en el coche?

Hay muchas razones por las que los niños se marean mientras están sentados en un automóvil. Por este motivo, los padres no tienen más remedio que probar tácticas de «ensayo y error» hasta encontrar el tratamiento que mejor se adapta a sus necesidades.
Vamos a echar un vistazo a las medidas más efectivas para evitar que los niños se mareen en el coche:


Preparándonos para el viaje

Cuando tu hijo sea propenso a marearse, prepárate antes de comenzar el viaje. Evita excesos de ropa, usando ropa cómoda y apropiada para la temperatura ajustando el asiento para que sea lo más cómodo posible.
Siempre que el niño pueda viajar en la parte delantera porque el niño tiene cierta altura y edad, es mejor que el niño se siente en el asiento del pasajero. Para los más jóvenes, coloque los asientos más altos o en el medio de los asientos traseros, para evitar restricciones visuales.
Los recién nacidos no deben acostarse ni reclinarse por comodidad y seguridad. Cuanto más recto sea el respaldo, menor será el riesgo de mareos.

Evita que coman antes de viajar

Trata de asegurarte de que no coma una comida demasiado grande o pesada antes de viajar. Lo mejor es tener una comida ligera al menos 1-2 horas antes de viajar. Los alimentos como las galletas saladas, las nueces, los cereales y las tostadas son las mejores opciones para evitar las náuseas. Puede beber agua mientras viaja para ayudar a controlar los mareos.

Ir con la ventanilla bajada

Con solo el simple movimiento de bajar la ventanilla cuando el niño se sienta mareado, el niño se sentirá más cómodo. El aire fresco que golpea tu cara se nota genial.

Evita la pantalla

Uno de los errores que cometemos muchos padres es tratar de distraer a sus hijos mientras viajan usando su tableta, teléfono móvil o incluso su libro favorito.
Lo único que viene con esto es que se marean más, ya que tienden a mirar fijamente a un punto determinado mientras el objeto se mueve a un ritmo determinado por la velocidad del automóvil. Aprovecha los paseos en coche en familia para jugar a otros juegos y distraer a los niños con alguna actividad que no les maree.


Usa una distracción para viajar

Los viajes por carretera son la mejor oportunidad para distraerse en familia. Habla con tus pequeños, hazles preguntas y crea una conversación divertida que les hará olvidar que están en el coche.
Cantar canciones, contar chistes, hacer audiciones e incluso jugar al «veo-veo» son alternativas que he usado toda mi vida cuando se trata de mareos en el automóvil cuando era niño. Pruébalo y verás cómo funciona!

Conducción suave

Otro consejo que te vendrá bien es la conducción suave. Hay veces que sin darnos cuenta vamos demasiado rápido, frenando demasiado y acelerando demasiado, o desviándonos demasiado rápido. Esto además de ser un peligro para todos los ocupantes del vehículo, también aumenta la posibilidad de mareos.
Evita las aceleraciones y frenadas bruscas manteniendo una velocidad constante y girando el volante sin vibraciones. Esto es especialmente importante en carreteras sinuosas. Ves lento y el mareo en los niños no será un problema. 

Medicamentos contra el mareo por movimiento para niños

Cuando todos los consejos anteriores fallan y tu hijo empeora en el auto, tu última opción es ir al médico para que te dé una receta. Recuerda que los niños no pueden auto medicarse y que los medicamentos para el mareo de adultos no son adecuados para ellos. ¡No cometas este error!

Bajo la supervisión de un pediatra, se pueden administrar en el automóvil antihistamínicos que bloquean los neurotransmisores que causan el mareo por movimiento. Estos medicamentos vienen en forma de jarabe, goma de mascar, dulces o piruletas para niños mayores. No se debe abusar de estos medicamentos ya que causan somnolencia y pueden tener efectos secundarios desagradables en los niños. Si no tienes más remedio que usarlos, consulta a tu pediatra sobre la dosis adecuada según la edad y el tamaño del niño. Los medicamentos para viajes se toman entre una y media hora antes de viajar. De esta forma se hará efectivo en cuanto el niño esté en el coche. 

¿Qué hacer si el niño se marea?

No importa cuán cuidadosos seamos, hay momentos en que los niños se marean mientras están sentados en el automóvil. Controla a tu hijo de vez en cuando y cuando veas que comienza a sentir náuseas, palidez o náuseas, detén el vehículo en un lugar seguro lo antes posible.
Lo mejor es salir del coche a dar un paseo y tomar un poco de aire fresco. Cuando el cuerpo del niño se mueve naturalmente fuera del automóvil, se vuelve más fácil recuperar el sentido del equilibrio.
Si se tienen mareos en el coche, el mejor tratamiento para el mareo por movimiento es colocar una toallita húmeda en la nuca o la frente. Espera unos minutos y el peque se sentirá mejor.

En el caso de que no puedas parar hasta llegar a la gasolinera, sube la ventanilla, ventila bien el coche y procura que el niño no quede atrapado en un punto, apuntando al niño hacia el horizonte sin mirar nada en concreto. Este truco funcionará para que puedas detenerte en caso de emergencia.
No olvides llevar una bolsa en el coche por si necesitas tirarla y limpiarla con agua fría para recuperarla más tarde.

Recomendaciones a la hora de viajar en coche con niños
A través de nuestro blog infantil encontrarás muchas otras informaciones interesantes para el cuidado de los más pequeños.

Si quieres viajar seguro en coche, los consejos que te damos te serán de gran utilidad. Nunca tengas dolores de cabeza al preparar el mejor viaje para toda la familia:
¿Su hijo también se marea a menudo? Que esto no sea un problema y sigue disfrutando de los picnics y vacaciones en familia. Sigue estos consejos y podrás evitar los mareos y los terribles vómitos. Esperando que tengáis un buen viaje, disfrutad mucho y con cuidado! Nos leemos en la próxima ocasión!

Si te ha gustado compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *