Consejos y cuidados del cordón umbilical de los bebés

Ya hemos sido padres y madres y tenemos al bebé recién nacido en casa, que alegría y descanso. Pero empieza otra fase de cuidados, en esta ocasión desde el blog de LaCestitadelBebe vamos a hablar sobre los cuidados del cordón umbilical. Ya en el hospital nos darán unos consejos, pero siempre aparecen las dudas y el temor de cuando se caerá, como limpiarlo y con qué, etc.

Vamos a lo importante, lo primero vamos a ver que es el cordón umbilical y después veremos la forma más conveniente de tratarlo para que no represente ningún problema para el recién nacido.

Limpieza del ombligo tras la caída del cordón

¿Qué es el cordón umbilical?

El cordón umbilical es un elemento muy importante que se forma con el feto al inicio del embarazo y que lo une con su mama, en realidad con la placenta, mediante este nexo recibe el oxígeno y los nutrientes para crecer y también se lleva los desperdicios.

El interior del cordón umbilical está formado por varios componentes, pero principalmente, son vasos sanguíneos que recorren su interior y por fuera lo cubre una especie de gelatina dura para proteger estos vasos sanguíneos.

Los diferentes vasos sanguíneos que componen el cordón umbilical son venas para llevar el oxígeno y nutrientes al feto y arterías para eliminar los desechos generados.

Nada más nacer el bebé, se coge el cordón umbilical se pinza y se corta a una determinada distancia del ombligo.

¿Cómo cuidar el cordón umbilical?

La irrigación se ha perdido totalmente en esta zona, con lo que el cordón se irá secando y la cicatrización en el vientre generará el ombligo. Para que la piel se cierre bien y no quede con formas raras se deberán realizar una serie de curas en la zona.

Los papás y los mamás primerizos suelen tener un poco de miedo y tener miedo de tocar el cordón por si le hace daño o crean molestias al recién nacido. Pero nada más lejos de la realidad, no le dolerá ni molestará, probablemente no se entere de que está ahí ya que no tienen ninguna conexión nerviosa.

Si tenéis dudas siempre podéis hablar con las enfermeras y que os indique como hacerlo, de todas formas antes de iros os darán unos consejos prácticos para su manipulación, ya que el cordón puede tardar en caerse hasta casi un mes en algunos casos.

¿Usar antisépticos o no?

Antes de pasar a realizar la cura, tenemos que tener presente de que se trata de una herida que se está cerrando, así que primero debemos cuidar también nuestra higiene y lavar bien las manos con agua y jabón.

La finalidad de este proceso no es otra de que el cordón se seque y acabe cayendo sin que se produzca ninguna infección en la zona.

Lo más recomendable tras las conclusiones de varios estudios es realizar una cura seca, es decir, lavar el codón con agua y jabón y secarlo bien. Ya que el uso de antisépticos como alcohol y clorhexidina no son más efectivos frente a las infecciones y causan irritaciones en la zona del ombligo.

La limpieza se debe aplicar también a la piza, ya que está en constante contacto con el cordón y es muy importante mantener la higiene del conjunto hasta que se cicatrice. Para los secados de la pinza y el cordón siempre lo mejor son gasas, ya que así se reduce la producción de residuos en la zona.

¿Secado al aire o tapado?

Otra de las principales dudas que nos asaltan es si debemos dejarlo al aire, envuelto en una gasa o bajo el pañal.

Aquí ninguna aporta una ventaja frente a las otras, así que o mayor comodidad e higiene aporte también dependerá de la estación del año que toque. Lo mejor es dejarlo al aire, fuera del pañal porque provoca sudor y es más fácil que lleguen restos de desechos a la herida.

¿Cuántas veces limpiarlo?

Lo ideal es al menos una vez al día, no hace falta bañarlo todos los días y si se mancha en cambios de pañales o ropa deberemos limpiarlo las veces que haga falta, pero siempre con cuidado de no humedecerlo en exceso al menos en invierno.

Posibles problemas

Debemos ir viendo la evolución del cordón umbilical el cuál se irá secando, a unos niños se cae en una semana, pero pueden pasar varias hasta que se caiga en otros casos. Cuando llegue el momento se quedará colgando de un pequeño hilo de piel y la zona estará enrojecida, es completamente normal pero no debemos arrancarlo nosotros se caerá sólo.

En todo este tiempo lo normal será acudir al pediatra a que haga una evolución pero si vemos que tarda más de lo que debería o se produce alguna de los problemas que comentamos más abajo será necesario consultar con el pediatra.

Puede ser que quede un pequeño bulto en el ombligo de color rojizo o rosado.

En otras ocasiones puede surgir un abultamiento en la zona del ombligo, debemos ver si no le duele y aumenta de tamaño cuando llora, en este caso se tratará de una hernia umbilical.

También se puede presentar una infección del cordón u onfalitis, se manifiesta con un enrojecimiento de la piel de alrededor, mal olor, inflamación e incluso secreción. Se debe acudir al pediatra para tratar la infección y no vaya a más.

 Curar el ombligo

En esta fase el cordón se ha soltado del todo y tenemos que tratar unos días el ombligo y vigilar que todo esté correcto, ya que puede quedar una pequeña herida o supurar.

Debemos mantenerlo limpio y seco y si tenemos dudas o se presentan supuraciones debemos acudir al pediatra para que lo examine y nos ofrezca consejos o si hay que aplicar antisépticos de algún tipo.

Esperando que esta información os ayude con vuestros peques y el cuidado del cordón umbilical esperamos que todo el proceso vaya correctamente y disfrutéis plenamente de vuestro bebé.

Y si necesitáis un regalo genial para un nacimiento o celebrar un baby shower con regalos, no te pierdas nuestros prácticos ramos, tartas de pañales Dodot y Canastillas a medida para el bebé con rápidas entregas y siempre al mejor precio! Cuidaros muchos y disfrutar, nos leemos en la próxima!

Si te ha gustado compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *