Adiós tete, dejando el chupete

Pasan los meses y nuestros pequeños van creciendo se acercan los dos años de edad y es hora de ir diciendo adiós al tete. Desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ofreceros una serie de consejos para que la despedida sea lo menos traumática posible. Ya que el chupete se habrá convertido en algo cotidiano de sus vidas que les calma y relaja.

Bebé con chupete

Este gracioso invento provisto de una tetina de silicona se ha abierto paso en la mayoría de bocas de los bebés, y eso que al principio se muestran reticencias a su uso. Pero que tras un tiempo de adaptación se hacen casi imprescindibles, ese objeto del que es casi imposible separarse. Y es que no es para menos, ya que muchos berrinches y situaciones de estrés se han pasado gracias a su efecto de succión calmante que les ayuda a conciliar el sueño.

Los últimos estudios realizados por profesionales competentes en la materia demuestran que pueden ayudar a prevenir casos de muerte súbita y es que en los primeros meses nuestro reflejo de succión ofrece calma. De esta forma proporcionando a los bebés mucha seguridad y tranquilidad al igual que su amada leche.

Pero vamos a ver que no siempre es bueno el chupete en cualquier circunstancia, para empezar, en los recién nacidos no se recomienda. Él porque es sencillo, se debe acostumbrar a la lactancia bien de pecho o bibe, para así ir fijando la lactancia, que es lo importante en los primeros días. El chupete se le puede ir dejando sobre los dos meses, quizás antes o después según veamos y lo ayuda que necesitemos para calmarlos, dependiendo de su carácter. El problema será cuando se acostumbre demasiado y no se capaz de dejar el chupete.

¿Cuándo es el momento de quitárselo?

No hay una edad ni una regla para esto, unos dicen que tras el año de edad se debe dejar de usar, otros que tras los dos años. Lo más habitual es por lo menos ir dejando de usar el chupete al menos durante el día a partir de los dos años, para así ir dejando paso al habla.

Se puede usar su peluche favorito y que lo vaya cambiando por el tete, así poco a poco se irá olvidando. De todas formas lo conveniente es ir poco a poco, para que no sea traumático, ya que sino mostrará estrés e irritabilidad, se morderá las uñas o mojará la cama si ya tenía controlado este hábito. Tras el cambio puede ser normal que aún se chupe el dedo, algo completamente normal que se irá pasando.

Uso a largo plazo e inconvenientes

Hemos comentado que no hay una edad fijada pero sí los especialistas señalan que hay varios riesgos si el uso prosigue tras los doce meses. Uno de los riesgos es que siga chupándose el dedo, también puede ser foco de enfermedades. También aumentan los riesgos por problemas dentales, problemas y heridas derivadas de caídas con el dedo en la boca y retraso en el correcto desarrollo del lenguaje.

Según la SEOP o Sociedad Española de Odontología Pediátrica, estar demasiado tiempo con este tipo de succión acabaría provocando que los dientes centrales de la parte de abajo se desplacen hacía el interior de la boca, mientras que a su vez los superiores se irán separando y saliendo hacía fuera. Además acabará provocando que los colmillos choquen entre sí, con lo que derivara en un maloculsión. Este efecto de succión en vació también hará trabajar a la lengua y músculos de la cara en posiciones muy particulares y forzadas que acabarán desembocando en una pérdida de paralelismo entre la secciones superiores e inferiores de la boca con el paso del tiempo.

También obviamente cuanto más tiempo mantenga el bebé el chupete en la boca menos hablará y menos esfuerzos hará por hacerlo, la lengua estará débil y retrasará el habla más de lo que es habitual.

Otro problema puede ser si al uso prologando del chupete se hace de forma de golosina, es decir, untado en azúcar, miel y similares, de esta forma también puede acabar en caries de los dientes si no se realiza una correcta limpieza y también obesidad si se abusa.

Tips para quitarles el chupete

  • Ya hemos visto que los expertos y los pediatras aconsejan limitar el uso del chupete hasta el primer año de vida para evitar los posibles problemas anteriores derivados de un uso excesivo y no recomendable.
  • Aquí os vamos a dejar unos consejos para intentar que los peques dejen de una vez los chupetes, ya que al fin y al cabo es algo que nosotros empezamos y deberos de terminar de la mejor y menos traumática de las maneras posibles.
  • Debemos fijarnos y ver en qué situaciones son las que demanda el chupete, de esta forma sabemos cuándo lo demanda y podemos ofrecerle una alternativa como un peluche o juguete que lo distraiga y lo saque de esa rutina. Siempre que estas alternativas sean sanas, a lo mejor le gusta fruta pues ofrecerle una pieza, pero no sustituir el chupete por chuches o derivados que puedan acabar agravando el problema.
  • Lo mejor como hemos comentado es empezar a ir quitándoles el chupete durante el día, tampoco mostrárselo y que así poco a poco vaya olvidándolo y se enfrente a nuevas situaciones sin él.
  • Siempre tenemos que tener presente que debemos intentar distraer a los niñ@s de alguna forma que se nos ocurra, aunque llore o se muestre irritable, es más duro y costoso pero vale la pena hacer este esfuerzo para que en el futuro la demanda desaparezca. Siempre será mejor que como primer recurso ofrecérselo.
  • Los momentos más duros para los peques es el de irse a dormir sin su tete. Debemos estar con ellos, tranquilizarlos y explicarles que no pueden seguir con el tete, pero mejor con cuentos y de forma divertida para que se duerman sin él.
  • Se puede preparar un ritual o fiesta para despedir al chupete, dejarlo en una caja mágica o incluso ofrecérselo a Papa Noel o los Reyes Magos a cambio de regalos y que así abrir una nueva etapa.
  • Si estáis sufriendo cambios como mudanza, cambio de casa, colegios, cambios familiares, etc, será normal que siga con el chupete ya que así llevará mejor el estrés. No debemos enfadarnos ni quitárselo de golpe, siempre hablando y mostrando alternativas que le motiven.
  • Si el chupete está roto, viejo o gastado puede ser un motivo para realizar un ritual o bien comprar un juguete que les guste a cambio y de esta forma olvidarse y centrarse en el nuevo juego, ya que es mayor y ya no es un bebé.
  • Cada bebé es un mundo en unos niños el proceso irá rápido en otros más lentos, dependiendo de su evolución y madurez. Lo que como hemos visto no es recomendable que lo usen más de tres años, ya que aquí da más problemas que soluciones.

Para acabar esperando que este proceso pase de la mejor manera posible, nosotros seguimos trabajando en nuestros regalos para que nuestros chupetes y chupeteros estén realizados con silicona de la mejor calidad libre del BPAs. Así estaréis seguros de vuestros regalos de bebé para hospital serán geniales al 100%. Para ello seguimos ampliando productos y regalos para que puedas crear tu canastilla bebe completa para hospital y tu tarta de pañales regalo empresa perfectos o incluso para celebrar las fiestas de moda las babyshowers. Como siempre con los mejores precios y ofertas del 5% por registrarse por mail tanto en regalos de nacimiento como detalles de boda, bautizo y comunión. Quién dijo cuesta de Enero con estas ofertas!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *