Salir a comer con los peques

Hoy desde lacestitadelbebe.es vamos a dedicar este artículo a cuando nos decidimos a salir a comer con nuestros peques. Y es que cuando va llegando el buen tiempo y el calorcito se va notando a todos nos apetece salir un rato y más si podemos desconectar de la dichosa cocina.

Así que nos hemos propuesto ofreceros unos consejos para que ir a comer con los peques sea un placer y no se convierta en una auténtica pesadilla un buen rato que pretendíamos pasar fuera en familia.

Lo primero será planificar correctamente a donde vamos a comer, restaurante, playa, parque, excursión etc. Porque la planificación cambiará radicalmente, ya que en los restaurantes siempre serán más inflexibles y si no lo organizamos bien desde el punto de la comodidad de todos puede ser un fiasco. Por eso vamos a centrarnos más en las salidas a restaurantes.

Ahora con internet podemos mirar rápidamente restaurantes de todas las categorías que tenemos cercanos a nuestro domicilio. Ya que si no usamos el coche, ganaremos un tiempo muy útil en preparar sillas, subir y bajar, pero bueno eso depende de la distancia del restaurante. Hay muchos restaurantes que son para familias con niños o se adaptan a ellos perfectamente, ofreciendo servicios como tronas para bebés y menús especiales para los más peques.

Es esencial que estemos todos  cómodos durante la comida y tengamos más a mano los bebés y peques para encárganos de su comida, si se tratan de potitos o biberones, os los pueden calentar en un momento, eso no es problema.

Otro aspecto crucial son los modales, lo mejor es educando a los niños en este sentido en casa, para que cuando lleguemos al restaurante no demos más numeritos de los deseados. Con los peques es imposible que no haya, pero cuanto más bajo sea el número mejor para el disfrute de todos.

Para acabar tenemos que tener en cuenta y respetar los horarios de los niños en todo lo posible, ya que si son pequeños pasarse media hora de la hora habitual de comida puede ser pasar a la siesta haciendo ayuno de las principales del día. Esto también es importante sobre todo si en vez de comer vamos a cenar, ya que muchos niños no tienen mucho aguante y pasarse de la hora puede suponer irse a dormir antes de hora, con lo que trastocarán los planes.

Tras estos breves consejos esperamos que vuestras veladas sean todo lo gratas posibles, por lo menos serán entretenidas e incluso divertidas. Pero no esperéis que vuelvan a ser como eran cuando no teníais a los peques, si queréis eso siempre podéis ir o hacer alguna escapada vosotros sólo si preferís disfrutar de esta manera.

Y para que no se os atragante la comida, os haga provecho y tengáis tiempo para planificar vuestros planes, desde nuestra web de regalos para bebés os facilitamos la compra de vuestros detalles totalmente personalizados. Os ofrecemos todo tipo de canastillas bebe, ramos de ropa, tartas de pañales para que podáis crear vuestro detalle especial o vuestra tarta de pañales totalmente personalizada.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *