Como dormir a un bebé

En esta ocasión aprovechamos para hablar de un tema importante que suele traer de cabeza a los papás y mamás primerizos y es el sueño y como dormir a un bebé. Como es habitual desde nuestro blog de lacestitadelbebe.es solemos ofrecer consejos desde los estudios clínicos de los mejores médicos y desde nuestra propia experiencia como padres, así que vamos al tema.

Bebé durmiendo

Ventajas de tener rutinas para dormirlos

A los bebés les gusta conocer lo que va venir después, así ya están más preparados, sino por el contrario tienden a ponerse nerviosos. Con una rutina estarán más relajados y se irán a la cama más fácilmente y se quedará dormido de una forma más rápida. Por este motivo es importante seguir siempre la rutina, incluso cuando estemos fuera de nuestro hogar habitual, así el bebé se adaptara mejor a entornos que no le sean tan familiares como la residencia habitual.

Lo más recomendable es que establezcamos una rutina a la hora de dormir y comer cuanto antes, es decir, cuando el bebé tenga entre 6 y 8 semanas. Así que todas las noches debemos fijar un protocolo que no sea muy complejo, de estar forma somos consistentes y predecibles y esta ayuda a calmar a los bebés.

A menudo, estas rutinas que se siguen para que los bebés duerman bien, también son buenas para los papás y mamás. Son momentos especiales para disfrutar de los retoños de una forma tranquila y relajada y así el sueño será mejor y más reconfortante. 

Estableciendo una rutina nocturna

Nuestro consejo a seguir es que se debe empezar  temprano, es decir, no esperar hasta muy tarde, lo recomendable es que entre las 8 y media y las 9 de la noche los pequeños ya estén durmiendo. Así que debemos anticiparnos, empezar los rituales un rato antes y lo mejor es que sean sencillas, como por ejemplo bañarlos y que jueguen y disfruten de sus juguetes acuáticos, prepararlo para dormir poniéndole el pijama y leer un cuento o cantarle una dulce canción, también podemos poner un CD de este tipo de música relajante.

Es muy importante que acabes la rutina en su habitación o donde esté acostumbrado a dormir, independientemente de que empiece en la bañera o en cualquier otra parte de la casa. Ya que así vincula con el sueño y la relajación y él lo asimila de una forma relajada.

Actividades para la rutina 

Aquí os dejamos algunas sugerencias de rutinas que son más habituales a la hora de dormir y normalmente suelen funcionarnos, pero sólo es una sugerencia y cada uno podéis tener vuestros actividades y rituales, todos son perfectamente válidos si os funcionan y conseguís que caigan rendidos.

La hora del Baño

Si están acostumbrados a esta actividad suelen pasarlo genial desde el principio, sino es normal que al principio les cueste y se muestren algo reacios. Se irán acostumbrando a esta actividad, pero si el bebé se suele poner demasiado nervioso y no disfruta lo mejor será no incluirlo en la rutina, para ellos con uno o dos baños a la semana es suficiente.

Esta experiencia es de las más relajantes, se siente calentitos, limpios y puede jugar con algún patito o diversos juegos acuáticos que existen en el mercado actualmente.

Es una bonita forma de compartir buenos momentos con el bebé y pueden hacerlo cualquiera de los padres, bien papá o mamá o todos juntos.

Juegos en familia

Los juegos les encantan, es su forma de aprender y explorar, así que si los dejamos que se muevan e interactuamos con ellos, con sus juguetes, cantando, montándole en el caballito, en la silla mecedora o con sus peluches favoritos, conseguiremos que descarguen mucha energía. Después deberemos seguir la rutina con otra actividad más relajada como los cuentos, baño, nanas o mecerse en brazos, por ejemplo.

También existen juegos más tranquilos como el cucú, tapándonos la cara con las manos y luego volviendo a aparecer. También podemos esconderle objetos y dejar que los busque o investigue o juegue con juguetes interactivos pero que no sean demasiados escandalosos.

La hora del aseo

Podemos incluirla para que de esta forma los peques vayan adquiriendo buenos hábitos ya desde pequeños. La higiene es muy importante así como lavar la cara, manos, lavar los dientes, si es muy pequeño se puede usar un cepillo de dedo, bien para dientes o encías. De esta forma tenemos una alternativa al baño que puede ser igual de exitosa y que le prepara en este proceso diario de rituales antes de ir a la cama.

Este ritual también podemos hacerlo por la mañana pero a la inversa, porque los buenos hábitos cuanto antes se inculquen mejor serán para que lleven una vida saludable de mayores.

Hablar y contar cositas

La hora de dormir es un momento especial que nos ofrece a oportunidad para poder hablar y charlar con los bebés. Puedes hablarle completamente normal, contándole como nos ha ido el día o que actividades ha realizado hasta esta hora, como las comidas, papillas, parque etc.

De esta forma nos relajamos todos y fortalecemos nuestros lazos afectivos en estos momentos de máxima atención, mejorando de esta forma el apego.

Dar las buenas noches a todos

A la mayoría de los bebés les gusta que los cojan en brazos y los lleven recorriendo habitaciones de la vivienda, podemos aprovechar para dar las buenas noches al resto de la familia y peluches y muñecos. Es una experiencia gratificante de contacto con los demás que suele agradar mucho a los bebés.

Canciones y nanas

Cantar una canción suavemente es una actividad que les gusta mucho a los bebés y les relaja. El motivo es que la música suave con dulces melodías relajan mucho y predispone al sueño y como no. Sin olvidarnos de que también escuchan su sonido favorito tú voz, ese sonido tan familiar que tanta seguridad y tranquilidad les da.

Siempre se ha dicho que la música amansa a las fieras, así que este es un buen método para poner en práctica, también podemos usar CD’s con nanas y canciones infantiles de relajación, la música clásica también es muy aconsejable, así podrán ir variando cada día de melodías o usar su preferida cuando puedan hacerlo.

Los cuentos

Esta actividad es una de las más extendidas entre todos los rituales para acostar a los pequeños, suele ser uno de los favoritos y compite directamente con el baño, gracias al gran nivel de relajación que brida.

Además los expertos aseguran que es muy bueno leerles historias nuevas, así ellos incentivan la imaginación, mejoran la inteligencia y amplían su vocabulario de esta divertida forma.

Aquí os hemos dejado un recopilatorio con las formas más habituales que suele haber para llevar a los bebés y niños a los brazos de Morfeo y así poder descansar todos. Cualquier otra actividad es igual de buena si se consigue ese ansiado objetivo, y es que no hay nada como un sueño reparador para disfrutar de la vida.

Antes de iros, os recordamos que vamos poniendo nuevos productos, así podrás elegir entre nuestra amplia variedad de regalos para bebés, y siempre acertarás con tu canastilla bebe o tarta de pañales. Te los personalizados en el día y con entregas urgentes en 24h. Recuerda que también disponemos de muchos detalles de boda, bautizo y comunión con personalización, ahora que se van acercando las fechas, no lo dejes pasar y pídelo cuanto antes! Felices sueños para todos!

Si te ha gustado compártelo
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *