Proteger a los bebés del sol

El verano ya está aquí prometiendo más libertad que el anterior, eso sí, si tenemos un bebé o niño pequeño debemos tener cuidado y seguir unas pautas este verano. Desde el blog de La Cestita del Bebé os dejamos unos buenos consejos para disfrutar del verano, playa o montaña con vuestro bebé de la forma más saludable.

A estas alturas ya es bien sabido y conocido por todas las consecuencias que tiene una sobre exposición al sol, sobre todo los riesgos para nuestra piel que es la más expuesta. Daños colaterales, como envejecimiento, quemaduras, manchas y cáncer.

Niña disfrutando de la playa en verano

Por eso debemos prevenir los efectos adversos del sol siempre desde que somos niños. Los bebés y niños son los más susceptibles y afectados porque su piel todavía no está correctamente desarrollada y es más fina. Con esto en la mano y con este otro dato de que hasta el 80% de nuestra exposición solar en nuestra vida seda sólo en los primeros 18 años. Así que debemos ir inculcando buenas costumbres en lo relativo al sol.

Los bebés deben recibir la menor cantidad de radiación posible

No nos referimos a que tengamos a los bebés encerrados todo el año, sino ahora en Verano no exponerlos en horas de máximas temperaturas y radiación, pero no sólo ellos sino esto también aplica para los niñas y nosotros los adultos.

Como todo el sol en esta época es más perjudicial que beneficioso. Y debemos saber y tener presente que la radiación solar que absorbemos se va acumulando a lo largo de toda nuestra vida. Por lo tanto a más exposición a radiación aumentamos el riesgo de probabilidades de sufrir algún cáncer cutáneo o de otro tipo que no haya llevado una correcta protección.

Además tenemos que tener presente que el uso de cremas foto protectoras no nos excluye de estar todo el rato bajo el sol, se deben renovar cada hora y media o dos horas, o tras el baño, ya que deja de ser efectiva.

Con estas premisas es de entender que los bebés no deben de estar expuesto al sol y menos al del verano por lo menos hasta que haya cumplido sus primeros seis meses de vida. Algo de sol es bueno para sintetizar la vitamina D, pero con exposiciones cortas, evitando su exposición por lo menos hasta los 3 años. Así que nuestro consejo y el de todo experto es que no deben salir los bebés en las horas centrales del día cuando es verano, es decir entre las 11 y antes de las 18 o 19 horas de la tarde, que es cuando ya disminuye el calor y la radiación.

Pero ¿debemos usar protección solar o no con el bebé?

Como hemos comentado al menos hasta los seis meses no se debe exponer al bebé a nada de radiación, por lo tanto resulta obvio que no se usará crema solar con el bebé hasta esa fecha, pero además hay motivos que lo justifican.

  • El primer motivo es porque la piel de los bebés no está hecha todavía y al menos hasta los 6 meses las cremas solares pueden crear alergias al bebé debido a la química que contienen.
  • Su piel es más delgada de lo normal y proporcionalmente tienen más que los adultos así que son más propensos a absorber toda esta química.
  • Si nos preocupa la síntesis de la vitamina D, podemos esperar a las horas más nocturnas que todavía hay sol si el bebé está despierto o lo mismo por la mañana si se puede. Sino siempre se puede tomar esta vitamina en gotas.
  • A partir de los 6 meses se puede usar crema, aunque lo mejor es reducir la exposición, las cremas con filtro físico siempre serán menos propensas a crear alergias.

¿Cómo protegemos a los bebés?

Como hemos comentado si tienen más de 6 meses o 1 años con crema protectora y un poquito más de ropa que nosotros van bien. Para los que todavía no cumplen esta edad, debemos de mantenerlos fuera del sol y protegerlos sin el uso de estas cremas. Siempre los llevaremos con ropa fresca de algodón, ya que ayuda a eliminar y absorbe el sudor de la piel. Es recomendable el uso de gorritos, sombrillas y gafas de sol, vamos lo que debemos usar todos nosotros.

Dependiendo de la edad del pequeñ@ la crema solar deberá ser de obligatorio uso siempre que esté un rato expuesto al sol, pero no es el único método también se pueden proteger a los bebés y niñ@s de las quemaduras solares de formas sencillas y económicas:

  • Ropa fresca y de algodón

La ropa es una buena barrera para proteger a niños y bebés del sol. Lo ideal es que lleven prendas de ropa ligera y fresca de tejidos naturales como el lino o el algodón y evitando las sintéticas.

  • Gorras, sombreros y sombrillas

Lo mejor del sol es la sombre estos objetos pueden dar un tiempo frente al sol, pero no es bueno que aún con estas prendas estén expuestos al sol mucho rato.

  • Protección ojos

Lo mejor unas gafas de sol de calidad con etiqueta CE y protección UV400, esto garantiza el bienestar de sus ojos.

  • Hidratación, se debe hidratar constantemente al bebé o a demanda, ya que con el calor se pierden muchos líquidos por sudoración

Con estos sencillos tips esperamos que disfrutéis mucho del verano y de vuestro bebé, eso sí, siempre con sentido común, protegidos y evitando las horas de máximo calor.

Antes de iros como siempre os recordamos que seguimos trabajando para ofrecer los detalles de boda que son tendencia así como los de bautizo y comunión. Y para regalos de nacimiento y babyshower tenemos muchos detalles a medida y personalizados, si buscas una canastilla original nacimiento o una tarta de pañales chelino al mejor precio y con rápidas entregas. No te pierdas nuestras ofertas y descuentos. Esto es todo, esperamos que disfrutéis mucho en familia, cuidaros y nos leemos en la próxima!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *