Parto natural vs parto con epidural

No sabemos a ciencia cierta si está habiendo babyboom o no, por un lado unos apostaban por esta opción debido al confinamiento y la otra parte decían que las condiciones no auguraban nada bueno. Parece que se está notando un leve repunte, pero tenemos que verlo pasado un tiempo para mejorar la perspectiva.

Familia feliz esperando el bebé

En esta ocasión desde el blog de LaCestitadelBebe vamos a tratar un tema que siempre llevamos en mente durante el embarazo, llevar el parto de forma natural o mediante epidural?

Conforme pasan los meses y se acerca el último trimestre del embarazo, está duda se acentúa más en la mente de las embarazadas. Surgen dudas y es normal tener algo de miedo, por si todo saldrá bien y también en cierta parte por el dolor que se sufre. En los últimos meses se he extendido una práctica de parto sin apenas dolor, el parto con epidural. Como madre y padre de dos hijos uno de cada forma vamos a ver las ventajas que tiene cada inconveniente.

¿De qué trata la anestesia epidural?

Este tipo de anestesia permite llevar a cabo el parto sin dolor, ya que lo que hace es privar de la sensibilidad en la parte inferior del cuerpo durante unas horas. Dolor, se tiene que seguir sintiendo para controlar el parto, eso sí mucho más atenuado. Así que las contracciones se notarán para que se pueda seguir colaborando y empujar en el momento dado.

La anestesia epidural se pone mediante una punción en la columna a la altura de la zona de los lumbares, en el espacio que lleva ese nombre, espacio epidural. Sólo se siente un pequeño pinchazo y se debe estar muy quieta.

Momento de ponerse la epidural

La epidural no se puede poner cuando una quiera, hay un momento clave, se debe suministrar cuando la dilatación es de al menos 3 centímetros en el cuello del útero. También se deben sentir contracciones intensas y muy regulares. Si por lo que sea, la dilatación supera los 8 centímetros, es decir, el nacimiento está cerca, ya no se puede suministrar. Su efecto es rápido y a los pocos minutos notaréis que las piernas se adormecen y el dolor se rebajará drásticamente.

Pros y contras de la epidural

A estas alturas está claro que la principal ventaja de la epidural es una rebaja en la intensidad del dolor. Así, notaréis las contracciones, muy importante, para llegado el momento del nacimiento poder empujar. Al sentir menos dolor, por normal general se está en un estado de mayor tranquilidad y relax, permitiendo una respiración acorde. También es importante mencionar que este método lleva ya muchos años poniéndose en práctica y no representa ningún riesgo para el bebé ni la madre.

Pero, vamos a ver que contras o desventajas pueden surgir con la epidural en el parto. Puede ser que como fruto de la anestesia las contracciones no se sientan como deberían y por tanto se pierde capacidad de esfuerzo y empuje. Esto significa que el nacimiento puede alargarse bastante más de lo habitual. Esta situación deriva en que puedan ser necesarios los fórceps. También puede ser normal tener dolor de cabeza y sentir mareos por la caída de la tensión arterial.

Como en todo en esta vida, cualquier método tiene sus seguidores y sus detractores. Así muchas mujeres defienden el parto natural evitando la administración de anestesias y seguir simplemente las indicaciones de la matrona. Entre los principales motivos para defender el parto natural están los siguientes:

  • La recompensa de haberlo hecho sin anestesia, de la forma natural.
  • Temor por los riesgos de administración de anestesias en el cuerpo.
  • Problemas derivados del uso de esta técnica.
  • Abogan por que este método es el natural y se ha hecho siempre así y en la naturaleza sin ayudas de este tipo.

Parto natural, cómo aguantar mejor el dolor

Como hemos mencionado cuando se acerca el momento es cuando se ponen de manifiesto las dudas en llevarlo de forma natural o bien si existe la opción de no sentir dolor, ¿para qué sufrirlo?. Esto como todo depende de la persona y su carácter, también en muchos sitios se lleva la opción de cesárea programada, una opción poco recomendable.

Muchas veces llegado el momento muchas mujeres que optaban por el parto natural han quiero ponerse la epidural debido a la intensidad de los dolores.

Los cuerpos femeninos llevan toda la vida trayendo bebés al mundo, en todas las especies. Siempre se ha buscado que el parto sea natural buscando que el parto no se dilate o pueda traer consecuencias de algún tipo. Pero también es normal siempre buscar que el dolor sea el menor posible.

Pero existen técnicas para aguantar más el dolor, sí que es verdad que cada cuerpo y persona es un mundo, pero con técnicas de respiración que se suelen enseñar en las clases de preparación al parto. Así mediante la respiración podemos controlar el dolor y el agobio, usar técnicas de masajes, agua la compañía de la pareja. Cuando llegue el parto el cuerpo también segrega sus propios analgésicos como las endorfinas y que junto a la oxitocina favorecen la dilatación mediante las contracciones.

El postparto depende de cómo ha ido el parto y de cada madre. Si el parto es natural suele conllevar menos molestias, menos puntos y una recuperación a menudo más rápida que las mujeres que han recibido la epidural. Además la epidural pude provocar dolores lumbares, mareos, dolores de cabezas y piernas insensibles durante un tiempo.

Nosotros que hemos pasado la experiencia recomendamos la opción natural, el parto es doloroso pero es más rápido y la recuperación también, y así no tenemos dudas de si van a quedar secuelas en los bebés y la madre. Pero esto queda en mano de cada una, lo mejor es ver más experiencias y que vuestra matrona y ginecólogo os oriente en el tema.

Para acabar y que los detalles de nacimiento no os ocasione ningún dolor seguimos con nuestra política de ofertas en todo nuestro amplio catálogo de obsequios con ajuares de bebé y detalles con pañales originales montados a mano. Cuidaremos y nos leemos en la próxima ocasión!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *