Como saber si nuestros hijos necesitan gafas

La vista es uno de los sentidos más apreciados por eso debemos cuidarlo mucho. Desde el blog de lacestitadelbebe.es os vamos a ofrecer una serie de pautas para saber si realmente nuestros pequeños necesitan gafas.

Según los estudios se estima que los trastornos de vista más comunes como son la miopía, hipermetropía y astigmatismo llegan a afectar a uno de cada 5 niños en edad escolar, a lo que se suma que en estos tiempos tan tecnológicos se pueda abusar de tablets, móviles, PC’s, etc. que pueden acabar cansando y dañando la vista de los más pequeños.

Vamos a ver una serie de pautas que nos pueden llevar a averiguar si nuestro peque necesita gafas. Ya que ellos casi nunca nos dirán que ven mal, siempre debemos estar nosotros pendientes en busca de algunos de estos signos o anormalidades que se puedan atribuir por error a otros diagnósticos.

  • Siempre prefiere sentarse cerca de la pizarra. Por normal general esto suele ser poco frecuente ya que por timidez y miedo a los profesores los niñ@s prefieren sentarse atrás del todo. Así que si lo hace delante puede ser un indicio o no, puede que le guste estar más centrado.
  • Escribe pegado al papel. Cuando hay un problema de visión de distancia corta, los peques suelen solventarlo pegándose mucho al papel a la hora de escribir o leer. Este puede ser un indicio de fallo de visión en corta distancia.
  • Giña demasiado los ojos y parpadea muy a menudo. Como en los otros casos debemos asegurarnos de que no haya otra causa detrás como los tics o una costumbre adquirida, pero puede ser una causa de visión borrosa.
  • Ojos entornados. Este signo de mala visión de lejos suele ser muy evidente y es que de esta forma se fuerza la vista para enfocar mejor.
  • Dolor de cabeza al leer o ver la tv. Debido al esfuerzo que deben hacer si su vista es defectuosa, tanto en distancias cortas como largas, puede acabar derivando en dolores de cabeza.
  • Enrojecimiento de ojos y picor, si se frotan mucho los ojos y vemos que los capilares de las zonas blancas están muy rojos son evidencias de fallo de visión, pero también debemos desechar las presencias de virus.
  • Lectura inconexa. Al leer y escribir puede ser que se salte palabras o frases perdiendo el hilo de la lectura o de la escritura, muchas veces este trastorno es diagnostica como de déficit de atención. Pero puede estar detrás un problema de visión lo que haría que el diagnostico anterior sea erróneo.
  • Cambio de hábitos y juegos. Por normal general cuando la vista funciona mal los niños suelen cambiar de hábitos, por ejemplo si juegan al futbol, pero la visión no es buena lo dejan y suelen refugiarse en otros juegos menos movidos y más caseros. También pueden darse el caso de niñ@s que lean mucho y de repente dejen de hacerlo y vayan a jugar a la calle u otro tipo de costumbres que cambian de una forma muy rápida y notoria. Por esto nos deberá llamar la atención.
  • Inclinan la cabeza a un lado. Ya sea para escribir, leer o ver bien la pizarra o la tele, muchos niños tienden a girar la cabeza hacía un lado. La explicación está en que si un ojo ve mal siempre tienden a focalizar con el que conserva más agudeza visual. Así este gesto suele confirmar problemas de visión más acusado en uno de los ojos.
  • El profesor nos indica que necesita gafas. Muchas veces son los mejores detectores de que los ni ñ@s no ven bien, sobretodo, entre los que se sientan en las últimas filas. Ya que cuando les haga leer tendrán que reconocer que no ven bien o ven borrosas las letras.
  • Muestra más torpeza de la normal. Si vemos que últimamente está muy torpe, no esquiva bien los objetos, se equivoca en direcciones o se cae mucho, también puede ser un indicio de falta de agudeza visual.

Recordar que ver bien es muy importante para el aprendizaje y nuestra relación del día a día con nuestro entorno y otras personas. Así que en caso de duda o apreciar alguno de los signos anteriores o un descenso del rendimiento académico es recomendable acudir cuanto antes a una revisión de la vista. Además cuanto antes se traten estos problemas mejor será para que se pueden corregir, ya que el desarrollo de los ojos como el resto del cuerpo no acaba hasta la adolescencia y esto puede ir corrigiendo o agravando el problema, pero lo más importante es tenerlo controlado.

El oculista llevará a cabo diversas pruebas con letras, colores y formas para elaborar un diagnóstico de las principales patologías que puedan tener.

  • Bizquera o estrabismo. Se puede corregir con lentes especiales forzando a los ojos que respeten su correcta alineación, si este método no resulta eficaz, se puede practicar una sencilla cirugía para su corrección.
  • Astigmatismo. Consiste en un defecto en la curva de la córnea originando de esta forma que no se vea con total claridad. Se precisa de lentes de contacto o gagas para su corrección.
  • Hipermetropía. Este defecto provoca que los pequeños vean mal de cerca y bien de lejos. Siempre prefiere jugar fuera de casa en lugar de otras actividades que acarreen forzar la vista en distancias cortas.
  • Miopía. Uno de los defectos más comunes, el principal defecto es la mala visión de lejos. Las dioptrías que así se indica el nivel de severidad del defecto suelen aumentar hasta la adolescencia, es decir con el desarrollo se agrava y se va perdiendo algo de visión. Se corrige con gafas.

Es muy importante estar sano, y tener los cinco sentidos en forma, como en forma tenemos nuestros regalos para bebés elaborados con los mejores productos BIO y primeras marcas del mercado. Crea y llévate tu canastilla bebe y tarta de pañales personalizados a tu gusto al mejor precio y con rápidas entregas.  Recuerda que disponemos de los detalles de boda, bautizo y comunión más molones con rápidas entregas y que no te den gato por liebre! Hasta la próxima!

Si te ha gustado compártelo
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *