Miedos en la cama

Atrás quedan aquellas tranquilas noches donde dormir de un tirón era la normal. Y es desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a hablar sobre los sueños y preocupaciones de nuestros peques que no les dejan dormir a ellos ni a los papás y mamás.

Muchas veces habréis oído aquella frase que reza: “con los hijos ya no se duerme como antes” y la verdad no vamos a mentir, la mayoría de las veces es así. Y es que es muy difícil que los peques duerman como troncos, tendrán sus fases y etapas que nos tocará contar cuentos o incluso dormir con ellos.

Así que a menudo cuando estéis durmiendo plácidamente en vuestra habitación se presentará la silueta de los niños con esa frase que retumba en oídos: ¡Mami, tengo miedo! ¡Papá cuéntame un cuento! Y así es como empezara otra de esas noches que a menudo será larga.

Otras veces puede que no lleguen a despertarse pero se les oye hablar cosas y decir no, con gestos de negación.  Las pesadillas se dan en todos nosotros, pero más a menudo y con mucha frecuencia en los peques, como causas más frecuentes son el miedo, el terror, la ansiedad.

Conforme van creciendo dejan atrás las siestas y el descanso sólo se centra en las horas nocturnas, así que siempre esperamos que sea lo mejor posible. Para asegurar esto intentamos que se echen el suficiente cansados para que duerman como troncos. Aunque el exceso de cansancio tampoco es bueno para coger el sueño.

Tenemos que ser especialmente cuidadosos con los eventos que se produzcan por la noche, ya que si cambiamos la rutina de golpe y con cosas muy excitantes, el sueño irremediablemente se verá afectado. Lo mejor es tener cuidado con los horarios, cenas y sobretodo los programas o si  utilizan el ordenador o Tablet. Respecto a esto lo mejor es retrasar su uso lo que se pueda.

Otra técnica que ayuda es ofrecerle su peluche preferido con ese que duerme y se quedan abrazados, ofreciéndoles tranquilidad y seguridad. Ellos le darán esa compañía que les ofrece serenidad.

La habitación tiene que ser acogedora y agradable y no tener cosas fuera de lugar para niños pequeños, para eso ya crecerá. Si son bebés los carruseles con músicas, luces tenues y muñequitos simpáticos también dan calma y entretuviesen.

Si tiene miedo por la noche podemos ponerles luces especiales con muñequitos, en forma de huevos, etc. Que dan una luz tenue y regulable para que nos le de miedo pero tampoco interfiera en el sueño.

Y si con todo esto los nenes acuden en busca de ayuda a vuestro cuarto, tendréis que acompañarlos a su cama y tranquilizarlos. Vuestra sola presencia les calmara, podes explicarle que la pesadilla no es real, consolarlos, hacer algún juego sencillo o cuento. También podéis hablar sobre sus preocupaciones si le ha pasado algo en el cole o tiene algo que hacer que le cause ansiedad. Debemos escucharle con atención y explicárselo todo con calma y hacer que vuelva a dormir, cuando esto suceda nosotros podemos volver a irnos y dejar la luz encendida para que así la situación este más controlada.

La mayoría de los niños sólo tienen pesadillas pocas veces y no es algo por lo que haya que preocuparse. Siempre que no haya problemas emocionales detrás y el sueño se escaso no se deberá acudir al pediatra o médico.

Y para que no tengáis pesadillas con la búsqueda de regalos para nacimiento ya sean personales o de empresa, seguimos manteniendo el 5% de descuento en todo nuestro catálogo. Así que no os podéis perder nuestras cestas para bebes, canastillas bebe o crear tu tarta de pañales como desees y a tu aire! Nosotros te la montamos para que la tengas donde nos digas en el menor tiempo posible!

Si te ha gustado compártelo
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *