La caída de los dientes en los niñ@s

Nuestros pequeños van creciendo y cada vez son más mayores, más independientes y se alejan de aquellos tiernos bebés que un día nos conquistaron. Desde el blog de lacestitadelbebe.es hoy vamos a tratar uno de los principales cambios que se dan en nuestros peques, los dientes.

Niño cambiando los dientes de leche

La dentición es el proceso por el cual los dientes de leche aparecen en nuestros pequeños, los 20 dientes de leche suelen estar completos sobre los 3 años. Tampoco es habitual que hasta los 5 o 6 años empiecen ser sustituidos por los definitivos. La sustitución sigue una norma elemental, y es que los primeros que salieron serán los primeros en caerse. Así suele empezar por los dos dientes inferiores del centro y continúan por los antagónicos de arriba centrales también. Por normal general la mayoría de niñ@s habrá cambiado la totalidad de piezas dentales antes de los 12 años.

Pero como todos sabemos no hay una norma general que valga para todos, lo comentamos porque hay niños y niñas más maduros que cambian antes los dientes, algunos empiezan incluso con 4 años y otros no lo hacen hasta que tienen 7 años. Debemos estar atentos a la pérdida precoz de dientes y consultar al odontólogo, ya que algunas veces suele pasar que la caída del diente de leche se haya producido sin que el diente final este del todo listo para salir. Para estos casos se suelen colocar una prótesis de plástico en el espacio que ha quedado al caer el diente, esperando la llegada del definitivo. Con este remedio se evitan problemas como las maloclusiones, o mal alineamiento de los dientes.

Teniendo en cuenta que la caída de los dientes de leche se lleva a cabo como consecuencia de la presión y empuje desde la raíz por el diente definitivo. De esta forma lo recomendable  es que cuando los dientes empiecen a moverse debemos esperar que se caigan por sí solos en lugar de arrancarlos. Suelen ser un proceso que requiere de su tiempo y lo mejor aunque da un poco de reparos no tocarlos. A veces sucede que los dientes definitivos aparecen sin que se hayan caído los de leche, dando lugar a una doble hilera de dientes. Lo mejor en estos casos es ir cuanto antes al dentista e ir siguiendo la evolución de cada caso concreto para tomar las decisiones más oportunas.

Síntomas que se producen

Cuando se cumplan que el bebé tiene al menos 4 o 6 meses, se muestra más irritable de lo normal, se muestra más incómodo y llora más de lo normal, puede ser un indicio de que está experimentando la salida de los primeros dientes. El problema pasa porque los bebés lo manifiestan todo llorando al no poder hablar y muchas veces pueden confundirse los indicios.

También por normal general se notará en el sueño, les costará más dormir o se despertarán llorando más del normal debido a la irritación en las encías del bebé.

Otro de los síntomas que se darán en este proceso, es que el bebé quiere llevarse todo a la boca para morder, se llevan las manos a la boca constantemente y generan una excesiva salivación que incluso puede irritarles las comisuras de la boca.

Así que si estamos en esta situación podemos echar un vistazo a ver si las encías están inflamadas y rojas, e incluso se pueden ver puntos blancos, que son pruebas inequívocas de la aparición de los primeros dientes y el porqué de la irritabilidad del bebé.

Hay otras molestias como la fiebre y la diarrea que a menudo por leyendas urbanas se atribuyen a la aparición de la dentición en los bebés. Su explicación reside en que los bebés al llevarse todo a la boca por el tema de las molestias en encías son más proclives a coger más virus y generan una mayor salivación que acaban derivando en estás dos falsos signos que se vinculan con la salida de los dientes y que no están reconocidos por la asociación de pediatría.

Los dientes nuevos

Las piezas dentales definitivas que serán sustitutos de los de leche, suelen ser más grandes, robustos, menos blancos y afilados para acometer otra fase en la vida.

Lo importante para nosotros y el niño es que antes incluso del cambio de los dientes se haya educado e inculcado las buenas prácticas de limpieza e higiene dental, supervisando el cepillado al menos dos veces al día hasta por lo menos los 8 años y que veamos que ya lo hacen bien por si solos.

Y para que no haya problemas con las encías de vuestros peques nuestros mordedores y chupeteos están elaborados con las mejores siliconas y libres de aditivos y BPAs, están de esta forma seguros que contamos con los mejores productos. Todo estos productos son combinables con todas nuestras canastillas bebe y tartas de pañales, que pueden personalizarse como queráis para obtener vuestra tarta de pañales totalmente única y personalizada con los productos de mejor calidad. Ahora también tenemos nuevos productos para baby shower, chupetes e incluso experiencias para disfrutar en familia.

Si te ha gustado compártelo
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *