Lo que debes saber sobre la higiene bucal de tus hijos

Tener los dientes limpios es importante para la salud general de tus hijos, ya que le permiten comer y hablar. Una higiene bucal adecuada también ayuda a tus hijos a acostumbrarse a tener buenos hábitos dentales mientras crecen. En cambio, una higiene bucal deficiente puede derivar en infecciones, enfermedades u otros problemas dentales.

Es por ello que, en colaboración con 2×3.cl, decidimos traerte los siguientes tips para que puedas ayudar a que la higiene bucal de tu hijo sea divertida:

  • Deja que tus hijos elijan su propio cepillo de dientes. Ellos pueden elegir uno que tenga su personaje o color favorito.
  • Deja que tus hijos elijan la pasta dental. Pueden elegir su sabor favorito.
  • Lee libros o mira videos que hablen sobre la higiene dental.
  • Usa un temporizador para asegurarte de que los niños se cepillen los dientes durante dos minutos. Otra alternativa es poner su canción favorita para ayudarlos a contar el tiempo.
  • Premia a tus hijos por un buen cuidado bucal. No les des comida o caramelos, puede ser algo simple y saludable como pedazos de manzanas o una calcomanía de una estrella dorada.
  • Planea una actividad divertida justo después de llevar a tus hijos al dentista.
Niño sonriendo con dientes sanos

El camino a una mejor salud

La función del flúor

El flúor es importante para la salud dental de tus hijos, es conocido por reducir las caries en los dientes de los bebés y adultos. También ayuda a hacer los dientes más fuertes endureciendo el esmalte dental. La mayoría de los niños obtienen flúor bebiendo agua potable. Además, algunas ciudades deben añadir flúor al agua del grifo. Los filtros de agua no quitan el flúor, así que está bien usarlos, pero no deberías usar filtros de agua de ósmosis inversa.

Si el agua que consumen en tu hogar no contiene flúor, tu hijo debería tomar un suplemento que se lo otorgue; habla con tu médico para ver si tu hijo lo necesita. Una vez que tu hijo empiece a ir al dentista, recibirá una limpieza o un tratamiento con flúor para sus dientes.

Debes tener cuidado, ya que mucho flúor puede causar manchas en los dientes y ser perjudicial para la salud de tu hijo. Adicionalmente, asegúrate de que tus hijos no se traguen la pasta dental ni el enjuague bucal y sigue las instrucciones de uso de los suplementos de flúor.

Cepillado y uso de hilo dental

La higiene dental debería empezar cuando tu hijo es un bebé. Empieza a usar un cepillo de dientes delicado y con medidas especiales para niños de uno a dos años, además deberías cepillar los dientes de tu hijo con agua al menos dos veces al día. También puedes añadir una pequeña cantidad de pasta de dientes que no tenga flúor, ya que este tipo de pasta de dientes es seguro para tu bebé en caso de que la ingiera. Una vez que tu hijo sea lo suficientemente mayor para escupir la pasta dental, puedes cambiar a una que tenga flúor, pero recuerda usar una pequeña cantidad. Enseña a tus hijos a distribuir la pasta entre sus dientes, encías y lengua. De hecho, puedes pedirle a tu dentista te muestre la manera correcta de cepillar los dientes de tus hijos.

Tus hijos probablemente necesitarán ayuda para cepillar sus dientes hasta que cumplan siete u ocho años de edad, cuando ya podrán usar cepillos de dientes más largos. Además, deberías cambiar el cepillo dental cada tres a seis meses o cuando se vea desgastado. Tampoco olvides que usar hilo dental es una parte clave de la rutina de higiene bucal de tu hijo, enséñale a usarlo al menos una vez al día.

Caries

Las caries son agujeros que se forman en los dientes, esto puede ocurrir cuando se acumulan bacterias en tu boca en tu boca. El azúcar en la comida y bebidas se convierte en ácido que puede desgastar tus dientes. Las caries son comunes en los niños porque sus dientes pueden ser más difíciles de cepillar. Todos en tu familia deberían cuidar bien de sus dientes, ya que las bacterias que causan las caries pueden transmitirse a los bebés que aún están gestándose, así como a los niños.

Puede que tu hijo tenga caries si:

  • Tiene manchas blancas o marrones en sus dientes.
  • Si constantemente necesita cuidados bucales especiales.
  • No lo llevas al dentista frecuentemente.
  • Nació prematuramente o tuvo bajo peso al nacer.

Dieta

Los niños que comen muchas comidas y bebidas que contienen mucha azúcar tienen un alto riesgo de desarrollar caries. Es por ello que es importante tener una dieta saludable y evitar consumir demasiada azúcar. No dejes que tu hijo beba refrescos, jugo de fruta o bebidas dulces en exceso y cuándo ingiera mucha cantidad, asegúrate de que se cepille los dientes luego.

Por otra parte, masticar goma de mascar es seguro para niños de más edad, dado que puede aportar algunos beneficios como los siguientes:

  • Fortalecimiento de la mandíbula.
  • Ayuda a producir saliva.
  • Ayuda a eliminar restos de comida.
  • Contrareesta el ácido que causa las caries.
  • Refrescar el aliento.

Sin embargo, las gomas de mascar que contienen azúcar pueden causar caries, así que debes limitar la cantidad de goma de mascar que tus hijos mastican o asegurarte de que solamente mastiquen las que no contienen azúcar.

Seguridad bucal

La seguridad también es un elemento importante de la higiene bucal. Si tus hijos practican deportes, deberían usar un protector bucal. El protector es un retenedor suave de plástico que cubre los dientes y algunas veces los labios, ayuda a proteger la boca de hijo de posibles lesiones. Conversa con tu dentista si necesitas un protector bucal a medida.

Otras consideraciones

Es normal que los bebés se chupen el dedo o usen un chupón; la mayoría de los niños dejan este hábito a los 4 años de edad. Si esto se prolonga, pueden tener problemas con el alineamiento de los dientes, así que lo mejor es que consultes al dentista si este es el caso. El dentista podrá atender los problemas mientras los dientes de tus hijos se desarrollan. Con la mayoría de los niños, no hay razón para preocuparse si aún se chupan el dedo hasta los seis años de edad aproximadamente, que es cuando los incisivos frontales permanentes comienzan a salir.

¿Cuándo ir al dentista?

Los profesionales recomiendan que los niños acudan al dentista al cumplir un año de edad. Esto le dará al médico la oportunidad de detectar oportunamente cualquier problema con los dientes de tu hijo. Algunos dentistas incluso se especializan en odontología pediátrica.

Contacta a tu dentista inmediatamente en los siguientes casos:

  • Tu hijo tiene dolor en los dientes o una infección en la boca o en los dientes.
  • Tu hijo pierde un diente permanente. Además, si encuentras el diente caído, colócalo en leche y llévalo al dentista, ya que podrían poder ponerlo de nuevo en su lugar.

Preguntas para hacerle a tu dentista:

  • ¿Mi hijo necesita suplementos orales de flúor?
  • ¿Cuál es el mejor tipo de cepillo de dientes para mi hijo?
  • ¿Mi hijo puede usar enjuague bucal?
  • ¿Mi hijo está en riesgo de tener caries?
  • ¿Qué tan frecuentemente debo llevar a mi hijo al dentista?
  • ¿Las radiografías dentales son seguras para mi hijo?
  • ¿Está bien si dejo que mi hijo mastique goma de mascar?
Si te ha gustado compártelo
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *