La mascota y el bebé

En época estival  es una de las principales al año donde se realizan más abandonos de mascotas, pero desde el blog de lacestitadelbebe.es hemos querido ver como se llevan los animales y los bebés y si es buena idea juntarlos bajo el mismo techo.

Y es que la llegada de un bebé es algo muy importante que altera la vida y la rutina de todos, al igual que la de una mascota. Pero no es motivo para relegar a nuestra mascota a un segundo plano, ya que si se toman medidas y el animal es respetuoso puede haber una buena convivencia.

De esta forma debemos ir preparando al animal antes de la llegada del bebé, por eso es recomendable tomar una serie de medidas. De esta forma el animal no se llevará un cambio brusco y no le invadirán los celos.

Así que recomendamos una serie de medidas que normalmente suelen ofrecer buenos resultados:

– Antes del nacimiento

  • Como hemos comentado es conveniente ir preparando al animal unos meses antes de la llegada del bebé para evitar celos y cambios bruscos que puedan alterar su comportamiento. Alguien cercano como el padre o personas familiarizadas con el animal deberán ir realizando estas acciones, normalmente porque la disponibilidad de la madre va a ser menor por su estado.
  • Si el lugar donde duerme va a ser incompatible o molestar al bebé o viceversa es mejor ir cambiándolo de lugar para que así se vaya adaptando.
  • Es importante que el animal este siempre limpio, desparasitado y con las vacunas al día, así estaremos más seguros de que no puede ser un foco de infecciones o enfermedades para el bebé.

– Después del nacimiento

  • Debemos permitir que el animal huela al niño y se vaya familiarizando de sus características y presencia.
  • También tenemos que tener presente que puede acudir a la cuna por el llanto o incluso en animales como los gatos entrar dentro y dormir ahí.
  • La vigilancia debe ser estricta cuando el pequeño gatee o ande y puedan arrinconar o agobiar a los animales. Ya que estos pueden reaccionar en defensa propia si ven agobiados o agredidos.
  • Desde el principio debemos enseñar respecto al animal y al bebé, para evitar disgustos, arañazos o golpes.
  • Siempre vigilar las heces y desechos que el bebé no esté en contacto para evitar enfermedades y lo mismo si las mascotas son reptiles o aves, que además pueden contener parásitos transmisores de varias enfermedades y la salmonela.
  • Lo mismo con los recipientes de comida y bebida y siempre lavar con agua y jabón a la mascota en caso de ser necesario y posible.

Normalmente con esta serie de medidas tomadas antes del nacimiento y durante la llegada del bebé no suele haber problemas por parte del animal. Otra historia puede ser que quien no quiera o esté a gusto sea el bebé, si por lo que sea, el comportamiento de uno u otro llega a ser hostil y no hay forma de corregirlo se deberán tomar medidas. O se debe atar al animal, aislarlo o intentar adiestrarlo y en último recurso si no hay forma de que la convivencia sea normal y apacible, habrá que plantearse si debe seguir viviendo la mascota en la vivienda.

Antes de iros recordaros que seguimos trabajando para estar a la última en regalos para bebés, tarta de pañales y canastilla bebe personalizadas, con un 5% de descuento en toda la web, sólo por el registro. Desearos felices vacaciones en familia y con mascota en caso de tenerla.

Si te ha gustado compártelo
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *