La importancia de una temperatura adecuada para el desarrollo de nuestro bebé

Seguramente te has dado cuenta cómo la temperatura afecta el confort de tu bebé. Si hace mucho calor o si tiene mucho frío, notarás cómo se siente incómodo, llora más e incluso puede afectar su apetito, y es que al igual que los adultos o incluso más que los adultos, los niños son muy sensibles a los cambios más sutiles de temperatura. De ahí la importancia de hacer lo posible por proporcionarles un ambiente con la temperatura perfecta, independientemente de la temporada del año.

Algo tan simple como comprar aire acondicionado barato o tener un buen sistema de calefacción es determinante para mantener la temperatura del hogar en perfecto equilibrio. Incluso, en caso de no poder tener un sistema para toda la casa, es recomendable, al menos, adquirir uno para la habitación del bebé, y es que la calidad de su sueño está estrechamente relacionado con este factor.

¿Por qué es importante mantener una óptima temperatura en casa para el bebé?

El exceso de calor o de frío afecta nuestro rendimiento y calidad de descanso. Pues, exactamente lo mismo ocurre con nuestro bebé, quien es muy sensible a estos cambios. ¿Por qué debes esforzarte por mantener una temperatura ideal, ni muy fría ni muy caliente? Porque este factor que, en muchas ocasiones es subestimado, impacta de forma directa en el bienestar y desarrollo de nuestros peques. Conoce algunas de las razones más destacadas al respecto:

  • Calidad de sueño: es posible que si hace mucho calor, nuestro bebé no pueda conciliar bien el sueño y si bien la opción de un ventilador no es inadecuada, tampoco es lo más recomendable porque puede generar sequedad en la garganta y nariz. Lo mismo ocurre si tiene mucho frío, aunque en este caso es un poco más sencillo solventar el problema abrigándolo adecuadamente.
  • Poco apetito: hacer que nuestros peques coman todo su alimento puede ser, en muchas ocasiones, todo un reto, pero es aún más complejo si hace mucho calor.
  • Erupciones cutáneas: otra consecuencia del calor o frío extremo es que hay más probabilidades de que nuestro bebé desarrolle algún tipo de erupción o alergia en su delicada piel.
  • Irritabilidad: al igual que los adultos, los bebés también se muestran más irritables y alterados cuando hace más calor o frío de lo tolerable.
  • Menos energía: los cambios bruscos de temperatura afectan la calidad del sueño (determinante para el óptimo desarrollo de los bebés) y el estado de ánimo en general. La principal consecuencia es que nuestro bebé esté con menos energía durante el día, lo que afecta su rendimiento en actividades diversas como colorear o jugar.

Claves para regular la temperatura en casa

Además de utilizar dispositivos como ventiladores, también es recomendable adquirir un buen sistema de aire acondicionado y calefacción. Lo mejor es que hay alternativas para todas las necesidades y presupuestos. En este sentido, las opiniones Expertclima son de gran ayuda para seleccionar el sistema de climatización más adecuado. ¿Cuáles factores debes considerar?:

  • Sistema de aire acondicionado: puedes escoger un sistema de aire para toda la casa o para la habitación del bebé. Por supuesto, lo más recomendable es el primero para que tenga el mayor confort en todas las estancias. Hay sistemas portátiles, centrales y otros más compactos que se adaptan muy bien al tamaño de los diferentes espacios.
  • Prestaciones: es importante que puedas regular de forma remota aspectos como el control de la temperatura o poder programar el encendido y apagado del dispositivo.
  • Filtros: debe tener filtros que garanticen la calidad del aire. De igual forma, recuerda hacerle el mantenimiento cuando corresponda.

La temperatura es determinante para la salud y desarrollo de nuestro bebé, y es por eso que debemos hacer lo necesario para proporcionarles un ambiente acogedor con una temperatura adecuada la mayor parte del tiempo. El equilibrio perfecto entre frío y calor le permitirá a nuestro bebé a dormir mejor, comer mejor y tener más energía durante el día.

Si te ha gustado compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *