La alimentación de los bebés

Vamos a tratar este importante tema que a muchos papás nos trae de cabeza. Y es que desde el blog de lacestitadelbebe.es como padres intentamos ofrecer consejos sobre problemas o tareas que nos afectan y atañen también a nosotros día a día.

Que os vamos a contar sobre ser padres, es algo precioso e inolvidable pero también trae muchos quebraderos de cabeza. Siempre estamos preocupados porque duerman bien, coman de todo y en cantidad, que no caigan enfermos y crezcan sanos y felices.

Hoy de todas estas preocupaciones vamos a centrarnos en una de las principales y que nos tocará combatir varias veces al día, no es otra que la alimentación. Es tan importante porque supone un lugar clave en su desarrollo, crecimiento y aprendizaje. Por eso siempre estamos preocupados si come poco, come mucho, no ha tomado esto o no ha tomado de aquello.

Como padres preparamos con especial cariño sus comidas con todos sus nutrientes y en gran cantidad, más vale que sobre que no que falte. De esta forma les ofrecemos una alimentación variada, aunque a veces nos la rechacen o no sean del total agrado de los pequeños.

Así que lo mejor es tomarlo con calma e intentar crear un vínculo con la comida lo más sano posible, de esta forma y siguiendo unas mismas rutinas en la misma de lo que se pueda conseguiremos que se acostumbren y minimizar el rechazo. Aquí os dejamos unos sencillos consejos:

  • La paciencia, es la madre de toda ciencia, según se dice. En esto nos referimos en tomarnos con calma las tomas, llevan su rato y ritual de preparación. Pero no sólo nos referimos a que coman, si no a lo que comen, muchas veces nos pasará que algo que le gustaba hasta ayer o hace unos días, hoy lo rechace. Es normal, los pequeños cambian los gustos de forma muy rápida, así que puede ser que ahora le guste algo que antes no podía ni ver.
  • Ir probando y cambiando, así que nuestro consejo a partir del anterior es que vayáis añadiendo o cambiando alimentos así se irá adaptando y no se aburrirá. A partir de 12 meses podemos darle la fruta en trocitos con redecilla o con cuidado para que la chupen e incluso dejarles las papillas con más tropezones. De esta forma se irán acostumbrando a masticar y les dará más fuerza en la lengua beneficiando también el habla.
  • Sin forzar, sin agobiar. Si vemos que los niños rechazan el alimento de forma drástica no tenemos que ponernos nerviosos, podemos intentar que lo hagan de otra forma o jugando. Si por estas se retuerce, grita y patalea lo mejor será cambiar la comida o probar en otro momento más calmo, ya que si no puede vincular un momento tenso y negativo con las comidas y esto no nos ayudará precisamente.

Los consejos son fáciles de poner y de decir, pero luego se necesita mucho desempeño, tiempo y lo dicho paciencia. Poco a poco irá avanzando y comiendo más, también debemos respetar los estados del niño, si está enfermo o tiene sueño, será mucho más complicado que coma que de normal. Así que a disfrutar de las manchas, chorretones y pegotes, bienvenidos sean siempre que los peques coman.

Para acabar como siempre os recordamos que seguimos teniendo vigentes los descuentos en la web del 5% y descuentos en muchos productos y detalles para bebés, bodas y bautizos.

Si quieres tu tarta de pañales o canastilla bebe totalmente personalizada y de forma diferente al resto de cestas para bebés, sólo tienes que crearla desde la web y nosotros de la montamos, también puedes comprar por chat, mail o teléfono. Nos vemos!

Si te ha gustado compártelo
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *