Estrías en la piel durante el embarazo

El embarazo siempre es motivo de alegría, los bebés son lo mejor que puede pasar pero también pasa factura en la piel. Desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ver todo lo relacionado con las estrías y algunos consejos para evitarlas en la medida de lo posible.

Con el embarazo la piel se estira y durante este o tras el parto las estrías es una de las afecciones cutáneas más comunes. No son una enfermedad ni un problema grave, es más un tema de mera estética que todas queremos evitar o minimizar.

¿Qué son las estrías?

A estas alturas todas sabemos que son las estrías y no se trata de otra cosa que lesiones o microrroturas que se marcan en la piel como si fueran surcos de un color más clarito. Al principio, cuando aparecen son más oscuras que el color de la piel pero acaban tornándose en blancas.

Tras el embarazo las principales zonas que afectan a las mujeres son muslos, caderas, abdomen e incluso pechos. Pero las estrías pueden aparecer también si tenemos sobrepeso y luego adelgazamos.

Nacimiento de las estrías

Los principales motivos para que aparezcan las estrías no es otro que su elasticidad. La piel es elástica para albergar almacenamiento de grasa o en este caso el embarazo. Pero estiramientos excesivos por rápidas subidas de peso o volumen y pérdidas rápidas generan estas indeseables marcas en la piel.

Este es el principal motivo que se produzca en el embarazo, no afecta a todas las mujeres por igual y algunas no lo padecen. Pero por norma general entre el 60% y 80 % de mujeres en estado de cinta se ven afectados por este problema de piel.

Otra de los motivos presentes tras las estrías son las hormonas que se segregan en nuestro organismo durante la gestación. Debido a que algunas hormonas afectan a la elasticidad de la piel provocando las temidas estrías. Tras estos motivos también pueden estar los antecedentes familiares, así que sí tu madre las tuvo es muy probable que tú puedas tenerlas en el embarazo.

Las estrías aparecen cuando ya el volumen de la barriga suele ser considerable, es decir, a partir de la semana 22 pueden ir apareciendo, cuando se dé a luz puede ser que desaparezcan o remitan pero siempre quedará alguna marca o señal.

Las fases principales en su aparición son:

  • En la primera, las estrías presentan un color violáceo que indica que existe inflamación y un problema cardiovascular. Progresivamente, van cambiando de tonalidad hasta llegar al color rosado.
  • En la segunda fase, han cicatrizado y adquieren un color blanquecino nacarado.

Consejos para prevenir las estrías

Cuando las estrías ya están marcadas es difícil actuar un remedio a corto plazo, así que lo más recomendable es la previsión, adelantarnos para minimizar su impacto en la piel.

Como decimos siempre prevenir vale por dos, porque si lo dejamos y se quedan en fase cicatricial es casi imposible hacerlas desaparecer del todo.

Así que no te pierdas estos prácticos y efectivos consejos que te dejamos para mantener las estrías a raya durante el embarazo.

– Beber abundante agua

La hidratación es muy importante desde dentro sobretodo y más cuando estamos embarazadas.

Se recomienda beber al menos 2 o 2,5 litros de agua al día, nos mantiene hidratadas con energía y eso se nota también en la piel.

– Hidratación exterior de la piel

Es importante tener la piel hidratada tanto en el interior como en el exterior, para ello pueden ser necesarias cremas de calidad. Ayudan a regenerar la piel con la producción de colágeno, marcas como Isidin, Trofolastín y Weleda son las mejores. Sobre las weleda son las más BIO ya que utilizan productos naturales como puedes ver en nuestros detalles BIO nacimiento.

-Una dieta sana

Siempre es conveniente seguir una dieta sana y equilibrada y más en un momento tan importante como el embarazo. Para tener una dieta sana en el embarazo se debe consumir alimentos frescos como verduras bien limpias, tomar las carnes y pescados cocinados y también frutas y frutos secos para mantener un nivel de energía adecuado a lo largo del día.

Con alimentamos saludables estimulamos la producción de colágeno y mantenemos a raya el sobrepeso que puede ayudar en la producción de las temidas estrías.

– Ejercicio físico

Durante el embarazo es recomendable realizar ejercicio físico para mantener el tono muscular y de la piel y además combatiendo el estrés que se pueda generar durante el embarazo.

– Evitar tabaco y alcohol

El tabaco y alcohol son muy perjudiciales para salud, para la piel y nunca se deben consumir durante el embarazo. Si queremos evitar las estrías se deben evitar ya que además tienden a la deshidratación del organismo.

– Control del peso

Es muy importante controlar el peso durante el embarazo, bien con la dieta y el ejercicio. Subir mucho de peso puede acarrear diabetes y sobretodo mucha tensión en la piel que derivará en estrías.

– Evitar el sol en exceso

Tomar la dosis correcta de sol es importante para la piel y síntesis de la vitamina D, pero como bien sabemos una exposición prolongada puede envejecer la piel, debilitarla y por lo tanto favorecer la aparición de problemas en la piel. Es importante usar una buena crema de protección y evitar las horas centrales del día en verano.

– Masajes

Los masajes son buenos para todo, así que en las zonas que hemos mencionado anteriormente que son proclives para las estrías mejor aún. Podemos dar presión con el dedo pulgar haciendo círculos para estimular la zona, relajarla y darle más riego.

Consejos para las estrías tras el parto

Tras el parto el cuerpo va volviendo a la normalidad paulatinamente junto al sistema hormonal. Lo recomendable es seguir los hábitos de vida anteriormente mencionados y utilizar una crema anti estrías pero que no contenga Retinol-A ya que no se recomienda durante el embarazo ni la lactancia.

Como os hemos comentado lo mejor es prevenir, ya que una vez aparecen es más difícil y lo mejor es tratarlas en su fase inicial cuando aún son rojizas. En esta fase lo mejor cremas con rosa mosqueta y silicio orgánico son las mejores.

Además se debe complementar el tratamiento con masajes locales y con la aplicación de cremas exfoliantes sobre las zonas afectadas, resulta de gran ayuda, puesto que ayudan a regenerar la epidermis y promueven la producción de nuevos tejidos. Es muy importante y sobretodo paciencia y no probar cosas raras.

Como podéis ver una piel sana dice muchas cosas de ti, así que lo mejor es llevar una vida sana. Cuidaros mucho y nos leemos en la próxima!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *