Estimulación musical en el bebé

Siempre nos gusta estar a la última en temas de estimulación del sistema cognitivo de nuestros peques. Hoy desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ver los beneficios que pueden tener estímulos como la música en los bebés desde pequeños.

La influencia de la música en nuestras culturas se remonta hace muchos siglos. En la antigua China y Grecia ya se reconocían sus virtudes aplicadas a la vida y a la mejora del aprendizaje en todos los ámbitos.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre los beneficios de la música en los bebés. Y es que hay estudios que revelan que los bebés son capaces de sentir el ritmo de la música desde muy pequeñitos. Es un tipo de estimulación muy positiva en el desarrollo de nuestros pequeños y sus capacidades cognitivas.

Todo esto porque el cerebro de los bebés tiene mucho potencial de aprender, así que ejercitándose de la forma adecuada podemos llegar a desarrollar mejor todas nuestras capacidades y potencial. El cerebro de los niños es mucho más plástico, como una esponja que absorbe todos los estímulos recibidos, por lo tanto su mente es mucho más activa que la de los seres humanos adultos.

¿ A qué edad es lo más recomendable?

No hay una edad definida, unos dicen que a partir del sexto mes es lo recomendable, pero se está viendo en recientes estudios que demuestran incluso desde que los bebés están en el vientre pueden sentir esta beneficiosa estimulación mediante sonidos.

Los tiempos avanzan rápido y ahora en los jardines de infancia suelen ofrecerles estos tipos de estímulos, de esta forma se mejora la educación infantil con el desarrollo normal auditivo. Estas experiencias suelen darse a los dos o tres años, ya que cuando son más pequeños se les pone un ratito de música cuando suelen estar en calma, pero por norma general suele haber mucha algarabía.

De esta forma los maestros son pedagogos que cada vez utilizan más la psicología y estos elementos que componen unos buenos estímulos para mejorar las formas de aprendizaje y los sentidos, como la coordinación espacial, psicomotricidad e incluso habla.

Aunque los beneficios principales se dan en los buenos desarrollos de los oídos de los bebés. Lo recomendable es que los sonidos que reciben los bebés vayan cambiando en ritmo, timbre, altura, intensidades y también en duración, de esta forma se conseguirán excelentes avances auditivos en edades tempranas. Aconsejándose su exposición ya en el vientre materno.

Los sonidos y músicas aplicadas deberán ser suaves o de registro medio, ni demasiado graves ni demasiado leves, usando una intensidad bastante ligera, de esta forma los sonidos suaves tienden a la serenidad y tranquilidad en un ambiente sosegado. En contraste con los sonidos fuertes que pueden asustar o acabar en enfado. Las más recomendables es la música clásica.

La voz de la madre y este tipo de música relajante suelen transmitir relajación y bienestar, unos estados que permiten captar mejor los estímulos. Además escuchar música con mamá o papá favorece los lazos afectivos, mejorando la sensibilidad y desarrollo afectivo, del sistema cognitivo, social, motor y el sistema nervioso entre otros.

Así que si queréis que vuestros bebés mejoren más rápido en su aprendizaje y estimular su inteligencia emocional de la mejor manera. Todo esto a una edad temprana de seis meses o menos, supone una buena preparación pre verbal, mejorando así el habla y el aprendizaje de idiomas. Su coordinación motriz mejorará mejor e irá avanzando más rápido que si no se aplica su uso. Recordar que la música se aplica como terapia para muchas dolencias psicológicas y de la personalidad con importantes mejoras en los pacientes, así que si recomienda por algo será.

Nos ofreces unos consejos para ayudarnos con la tarea?

Claro que sí, no te preocupes, aquí os dejamos unos sencillos consejos para que se cautiven por la música desde pequeños y lleguen a ser grandes melómanos en la edad adulta:

  • A los bebés les gusta experimentar y explorar, por eso es recomendable dejarles objetos sonoros como sonajeros, peluches musicales y carruseles musicales de cuna con adorables peluches voladores.
  • Escuchar música no muy potente y combinarla con movimientos de bailes sencillos, como dar palmas, levantar los brazos o seguir la mímica del baile.
  • Conforme vayan creciendo podemos interesarnos por sus gustos musicales para adaptarnos a sus gustos, bailes y se adapten a diferentes patrones musicales y vayan siguiéndolos.

Así que ya sabéis si queréis que los progresos de vuestros bebés sean más rápidos y mejorar su potencial de capacidades, poner la música en su vida de forma progresiva y veréis su bondades conforme crezcan.

Antes de despedirnos os dejamos con nuevas ofertas en cestas para bebés, ramos de ropita, detalles de boda, bautizo y comunión y no te olvides de tu tarta de pañales al mejor precio y mejores componentes BIO de las mejores marcas del mercado. Para que no te vayas con la música a otra parte. Te lo vas a perder?

Si te ha gustado compártelo
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *