El calor y el embarazo

Cada vez estamos más sometidos a un tiempo más cálido y de cambios más bruscos. Es por eso que desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ofreceros una serie de consejos muy prácticos si estas embarazada, o bien, prevés que lo va a estar en la parte del año más calurosa.

Embaraza paseando por la playa

Si sois mamas primerizas quizás desconozcáis lo duro que puede llegar a ser el embarazo y que además hace que se suba la temperatura corporal más de lo que sería normal. En principal causante de esta ligera temperatura al alza suelen ser los cambios hormonales que se producen en el organismo.

Los famosos sofocos, esa sensación de una súbita alza del calor que se siente por normal general en el pecho, cuello y cabeza y que se pasa tan rápido como ha venido y sin esperarlo, independientemente de la temperatura exterior.

Así que como ya estáis imaginando o ya sabéis el calor sí que influye o puede influir en el embarazo y en la forma de cómo llevarlo. Hay que tener mucho cuidado con el calor intenso, sobre todo las olas de calor, ya que afectan también al bebé e incluso puede hacer que el momento del parto se adelante más de lo necesario y previsto.

Efectos del calor sobre las embarazadas

Como comentamos la calor tienen efectos físicos sobre las embarazas, así que el primer indicio que las embarazadas pueden notar es que se les hinchen los pies. El motivo de esta hichazón de pies es porque los vasos sanguíneos se contraen para intentar mantener de estar forma refrigerado el cuerpo, generando de esta forma esta indeseable inflamación. Además en algunas mujeres suele causar también una sensación de quemazón en las plantas de los pies debido a esta mala circulación sanguínea.

Especial cuidado hay que tener con los efectos del calor cuando las temperaturas son muy severas, ya que pueden acabar desencadenando un estrés en la futura mamá que conlleva la aparición de unas indeseadas contracciones en el útero, aumentando a su vez la producción de las hormonas del parto, las famosas oxitocina y prostaglandina. Esta es una de las explicaciones en las que coinciden muchos ginecólogos al explicar que en épocas de calor suelen aumentar los partos prematuros. Ya que recientes estudios están desvelando y mostrando como las altas temperaturas suelen ser uno de los principales motivos en el acortamiento del periodo de gestación humano.

Consejos para combatir el calor en el embarazo

Tampoco es lo más saludable ni recomendable estar encerrada todo el día en una habitación frente al aire acondicionado. Pero sí se debe evitar salir a la calle sobre todo en horas punta de calor entre los periodos comprendidos de 12h a 18h, también es recomendable mantenernos alejados de determinadas zonas que puedan sufrir aglomeraciones o congestiones de gente, para evitar estrés y mayor calor.

Así que lo más recomendable para estas épocas de calor es:

  • Siempre usar ropa ligera y fresca, a poder ser de algodón, es más natural y además elimina el sudor ya que lo absorbe.
  • Ambientes y estancias ventilados,  que haga calor no significa que no se habrán nunca las ventanas, puedes aprovechar a primera hora de la mañana o por la noche si se dispone de tela mosquitera en las ventanas. Estas medidas son buenas sobre todo si no tienes aire acondicionado instalado en casa.
  • Consume mucho líquidos y agua, con el calor y más con el embarazo es muy importante mantener un nivel de hidratación alto, se recomienda consumir entre dos y tres litros de agua al día. También se pueden consumir zumos y algunas bebidas hidratantes, tampoco debemos excedernos en la toma de azúcar, un poco está bien demasiado se vuelve nuestra enemiga y del bebé. Así que cuando salgamos de casa lo mejor será ir acompañadas de nuestra botella de agua fresca, evitaremos una deshidratación y algún susto por repentinas bajadas de tensión.
  • Duchas y baños frecuentes, son una de las mejores opciones para refrescar el cuerpo mantener la hidratación y luchar contra esos molestos y dichosos sofocos que se dan con los cambios hormonales.
  • Masajes en una posición relajada, un masaje siempre es de agradecer, pero debido a vuestro estado no podrá ser tumbadas, así que puede ser sentadas de forma erguida pero no forzada o un poco hacía delante. También es recomendable hacer masajes en piernas y pies para mejorar el riego y desentumecer.
  • Llévate el abanico o elemento refrescante, si hace mucha calor nos ayudará a aliviarla un poco y continuar con nuestro paseo sin problemas. Lo dicho si el calor es excesiva lo mejor es evitarla y estar haciendo reposo o en otro lugar más tranquilo.
  • Vigila la dieta, con las altas temperaturas nuestro cuerpo pedirá mejor comida más suave y fresca como ensaladas, frutas, yogures frente a los hidratos de carbono y grasas que son mucho más pesadas y aportan mucha menos agua. De esta forma seguiremos manteniendo la hidratación en niveles óptimos. Sobretodo evitar comidas picantes y el consumo el alcohol que demás de nocivo es deshidratante.
  • Pasea a menudo, es una buena medida para mantener el tono muscular en el cuerpo y la relajación, además mejorará la circulación y de esta forma ayudaremos a evitar la hinchazón en los pies. Otro ejercicio muy beneficioso es nadar a un ritmo suave, además desfrutaremos de un refrescante chapuzón.
  • Usar crema protectora, en verano con el calor sofocante la radicación del sol es muy alta, así que si quieres proteger tu piel y mantenerla sana. Ya de paso os ayudará a evitar algunas de estas tediosas y antiestéticas manchas que aparecen con la gestación, como son los cloasmas, con este remedio no aparecerán.

Cuando acudir al médico

Si la calor está siendo muy elevado podéis sufrir un golpe de calor, una situación del todo indeseable, que hace que la temperatura corporal en la embaraza puede llegar a superar los 39º.  Junto a este síntoma también le suelen acompañar los mareos y vértigos, vómitos, pulso acelerado excesivamente con dolor de cabeza y piel enrojecida o sarpullidos. Si se dan estos casos lo mejor es pedir ayuda y acudir lo más rápido posible a un hospital para evitar sustos y problemas que puedan acabar afectando al bebé.

Todas estas medidas a aplicarse cuando se está embarazada son perfectamente válidas para cuando tenemos niños pequeños y menores, así estarán sanos y no nos llevaremos ningún susto cuando las calores son muy altas o tórridas.

Para acabar os mantenemos frescos en lo que respecta y tiene que ver con nuestros nuevos regalos para bebés de esta nueva temporada, no os perdáis nuestras novedades en tartas de pañales y canastillas de bebé que podéis combinar con cualquiera de nuestros productos e incluso con experiencias para disfrutar en familia o con tu bebé en cualquier parte del país. Te lo vas a perder? No te arriesgues a quedarte sin tu canastilla bebe o tarta de pañales personalizada! Seguro que no, corre que vuelan.

Si te ha gustado compártelo
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *