Dejando las papillas

Cuando hablamos de comida los papás y mamás siempre nos ponemos alerta. En esta ocasión desde el blog de lacestitadelbebe.es vamos a ver cuándo ir realizando la transición de las papillas a los alimentos sólidos mediante algunos consejos.

Bebé disfrutando de sandía

Cuando nacemos los bebés tienen de sobra con el rico aporte nutricional de la leche materna o bien las leches de inicio si hemos elegido están opción. Se tratan de súper alimentos ya que contienen todo lo necesario para el correcto crecimiento y desarrollo de los bebés, así que es perfecto para ellos. Es habitual dependiendo de las condiciones del bebé, lugar donde viva y etapa del año que su pediatra le pueda recetar un suplemento de vitamina D.

¿Pero cuando están los bebés listos para tomar alimentos más sólidos?

Esta pregunta depende de la evolución de cada bebé y las revisiones con el pediatra, pero lo normal es que a partir de los 6 meses se deba introducir en la dieta los alimentos sólidos triturados o potitos. De esta forma la ganancia de peso seguirá siendo progresiva.

Será a partir de los 9 meses cuando ya podemos ir ofreciendo pequeños trocitos de alimentos sólidos al bebé, bien en forma de galletitas, trocitos de galleta maría o usando las redecillas que venden para meter fruta.

Una vez el proceso de dentición se va completando, irá masticando mejor los alimentos y es cuando se le puede ir ofreciendo alimentos sin triturar. Es a partir de los doces meses cuando puede ir tomando alimentos chafados o con tropezones. Cuando cumpla los 17 meses ya será capaz de masticar correctamente la mayoría de los alimentos y tragarlos, pero siempre que no sean muy grandes.

Es importante el que vaya comiendo sólido progresivamente porque irá fortaleciendo los músculos de la boca y lengua y se conseguirá unas mejores facultades para el habla.

Nosotros no olvidamos y recomendamos que pueden seguir tomando pecho o seguir con las leches de continuación para completar la dieta con más nutrientes, además de los potitos y las comidas. De hecho los expertos recomiendan dar pecho por lo menos hasta los 3 años es muy beneficioso para los bebés y los mamá.

Como comentábamos anteriormente es a partir de los 7 meses cuando los bebés suelen tener mayores necesidades de aportes nutricionales, que en la mayoría de los casos la leche ya no puede cubrir. Por eso añadir nuevos alimentos le permitirán seguir creciendo y un correcto desarrollo, aumentando de peso de manera constante dentro del percentil con un exhaustivo seguimiento del pediatra.

Es recomendable ofrecer los alimentos a partir de estas edades para de esta forma intentar reducir el riesgo que puedan tener frente a alergias alimentarias. Otro de los principales motivos suele ser el de evitar los atragantamientos, ya que a estas edades no tienen los principales dientes y no están habituados a tragar.

Aquí os dejamos una lista con los principales indicios para conocer si el bebé está listo para comenzar a tomar alimentos sólidos, eso sí la primer fase batidos…

  • Como hemos comentado anteriormente que tenga al menos 6 meses, de esta forma ya pueden mantener la cabeza perfectamente erguida en el asiento.
  • Cuando se le acerca la comida abre la boda.
  • Muestra interés en la comida de los demás, será más notable si tiene hermanitos.
  • Si vemos que ya tiene capacidad para tragar los pequeños trocitos que le dejemos sobre la lengua.

La cantidad de cada comida depende de la edad, peso y el bebé, normalmente los potitos del mercado ya vienen con cantidades aproximadas por edad. Lo normal hasta los 6 meses puede ser 190 gramos de ingesta por comida como máximo, creciendo a partir de aquí hasta los 250 o 300 dependiendo del apetito. El pediatra suelen recomendar los alimentos por tamaños, normalmente como lo que cabe en su palma de la mano. Es decir, que muchas veces nos pasamos de comida y sobrealimentamos a nuestros peques, pero siempre queremos que están sanos y tengan reservas.

Los alimentos más sanos, sencillos y fáciles de digerir son los cereales, como el arroz, de todas formas el pediatra os irá dando tablas orientativas de cuando pueden ir comiendo los alimentos los peques.

Para acabar cuando los pequeños coman siempre debemos estar atentos por si ocurre un atragantamiento o cualquier otro problema, también puede ser que algún hermanito le ofrezca algún trozo de comida que no le sea posible comer, por eso hay que estar alerta.

Antes de iros como siempre os recordamos que seguimos trabajando en mejorar nuestro catálogo y ofrecer los últimos productos que son tendencia, tanto importados como nacionales. De esta forma podrás conseguir tu elegante canastilla y ajuares personalizados para bebé y tarta de pañales con mejores marcas higiene al mejor precio y de forma sencilla. Seguimos manteniendo nuestros descuentos y ofertas para empresas, tanto en regalos para bebés como en detalles de boda, bautizo y comunión no te las pierdas.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *