alimentación de los niños en verano

Cuidar la alimentación de los niños en verano

Aunque parezca mentira con las últimas semanas de lluvias, el buen tiempo se está acercando y cuando queramos darnos cuenta estamos en plena calor pre veraniega. Se acerca el tiempo de ocio, si el virus lo permite, será tiempo de desconectar y disfrute. Desde el blog de lacestitadelbebes.es vamos a dejaros una premisas para que los más pequeños de la casa sigan comiendo bien en verano y no todo sean chuches, helados, refrescos, gelatinas y demás, cuidemos la alimentación de los niños en verano.

Como hemos comentado simplemente debemos adaptar los menús a comidas más frescas y ligeras que cuando no hace calor, pero sin relajarnos demasiado, no todo vale y los menús pueden ser igual o más sanos que el resto del año.

Así que vamos a partir de una norma intangible para no ir a la deriva, y es que los días de asueto, fiestas y vacaciones no deben dar paso al descontrol en la alimentación. Lo primero a recordar es que el calor nos afecta mucho en el rendimiento, nos genera sudoración y por tanto más ganas de beber y además nuestro apetito suele reducirse considerablemente. Los niños están afectados por igual o más por esta regla, así que las comidas pueden ser más frecuentes pero más ligeras y frescas, resultando así más apetecibles.

Los cocidos y platos calientes de cuchara dejan paso a las ensaladas, que son ricas y frescas y se pueden completar con cualquier tipo de proteína, eso sí no debemos abusar de salsas ya que sino aumentamos el consumo de grasas y colesterol.

Número de comidas diarias

En Verano siempre se tiende a cambiar los horarios, se pierde el ritmo de madrugar y se aumenta el de trasnochar, también se suele abusar más de las siestas, sobre todo por parte de los niñ@s.

Aunque hace calor los niñ@s en esta época están sometidos a grandes esfuerzos y desgaste físico, ya se aumenta el número de actividades al aire libre, juegos, deporte, piscina, viajes, etc. La deshidratación puede ser unos de los principales inconvenientes a tener en cuenta con el calor, para combatirla lo mejor el agua, a una temperatura agradable tampoco excesivamente fría.

El resto del año los niños suelen hacer 5 comidas ya que junto a las tres principales de desayuno, comida y cena hay otras dos meriendas por la mañana y tarde. Esta rutina se puede cumplir también en Verano, así evitamos que tengan hambre entre horas y acaben picoteando alimentos poco sanos y comida basura, cargada en exceso de azúcares y grasas. Siempre sienta bien los yogures, la fruta de temporada, sándwiches, leche, queso o batidos de fruta, pero no abusar mucho de estos últimos ya que al final tienen mucha fructosa que se acaba convirtiendo en un exceso de azúcar.

Si vamos a pasar el día a la playa o de picnic, podemos preparar con tiempo una alimentación equilibrada con recetas ligeras y sencillas. Se puede optar por verduras, hortalizas, frutas, tortilla, tortitas caseras, huevos duros, bocadillos, etc. alimentación sana, fresca y cargada de vitaminas y elementos esenciales para su crecimiento y bienestar.

Ideales para los días especialmente calurosos

Ya hemos comentado un poco a grandes rasgos los alimentos que pueden ser la base en los meses de más calor que más des apetencia se crea y más fácil es caer en la comida azucarada y basura. Además ahora todo el año contamos con todo tipo de verduras, carnes, pescados y frutas del resto del mundo.

La fruta

En esta temporada es el momento perfecto para introducir o aumentar la ingesta de fruta si no toman la suficiente vuestros peques. Son alimentos completos con mucha fibra, minerales, vitaminas esenciales y alto contenido en agua. Se pueden presentar de formas muy apetecibles y variadas, con yogur, en helados caseros, con leche o ricos y refrescantes batidos, se puede tomar bastante por sus bajos niveles de calorías pero tampoco abusar por su contenido en fructosa que se puede mezclar con la lactosa y convertirse en exceso de azúcar.

La verdura

Otro de los platos por excelencia del verano, y es que son muy apetecibles porque aportan ese frescor gracias a su alto contenido en agua. Son un primer plato perfecto ya que aportan gran cantidad de vitaminas son fáciles de preparar y como la fruta dan una gran cantidad de opciones de presentación para que resulten atractivas para los niños, eso sí, recordar lavarlos bien antes.

Zumos y batidos

Fáciles, sencillos y sobretodo refrescantes. Lo mejor es hacerlos nosotros mismos de forma casera y así evitar excesos de azúcar. Los zumos a base de exprimir la fruta y si queremos batidos podemos añadirle leche o queso fresco para espesarlos.

Helados

Muy fáciles de realizar y naturales si los hacemos de forma casera. Y es que partiendo de los zumos y batidos sólo basta con congelarlos unas tres o cuatro horas para que sean deliciosos, ricos y refrescantes helados que podemos tomar con galletas o poniendo un palo en el proceso previo de la congelación.

Cómo veis se puede comer sano en verano así estaremos todos más sanos y la vuelta a la rutina será menos dura cuando se acabe el periodo estival. También debemos recordar y respetar los horarios y horas de digestión, para evitar realizar esfuerzos en estas horas que pueden traer problemas digestivos más en días de calor intenso.

Como siempre antes de irnos os recordamos que nuestros precios siguen siendo frescos en lo que respecta a los regalos online para bebés, así combatimos el exceso de calor y los calentones de cabeza innecesarios. Intentamos que aún con los problemas de la cuarentena tener el stock de todos los productos para que puedas crear tu canastilla de bebé o tu tarta de pañales ideal con buenos descuentos y rápidas entregas. Como siempre seguimos teniendo vigente nuestros descuentos del 5% para nuevas compras, también para empresas en todo el catálogo y nuestros detalles de boda, bautizo y comunión.

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *