Consejos el baño del bebé en invierno

Se acerca poco a poco el frío el verano nos dice adiós y los días se acortan con el comienzo de la rutina. La vuelta al cole implica la llegada del otoño y las épocas más frías del año. Así que desde el blog de LaCestitadelBebe vamos a dejaros los mejores consejos para poder seguir disfrutando de los baños con el bebé que tanto les gustan.

Los mejores consejos para que tu bebé no pase frío a la hora del baño en invierno.

Los bebés son muy delicados y es importante tener todo preparado, como la temperatura correcta del agua del baño, tener la casa y cuarto de baño a unas temperaturas ideales y todo preparado para un correcto secado e incluso aplicación de cremas cuando hace mucho frío.

Así que si tienes un bebé recién nacido en casa o bien de corta edad, siempre tendrás esa preocupación en estos días cuando las temperaturas son más bajas. Es muy importante que el bebé nunca pase frío y ofrecerle todos los cuidados y confort que podamos en todo momento. Así que vamos directos a los consejos para que el baño siga siendo uno de sus momentos preferidos.

Cómo debemos bañar al bebé con mucho frío 

Todos sabemos lo importante que es tomar una baño de vez en cuando por higiene, desconexión y relajación, y más en un bebé para sus cuidados principales y que esté limpio. Pero los baños también les ayudan a relajarse antes de dormir e ir cogiendo costumbre o hábitos de esta medida de higiene.

Ahora estamos en una época todavía con calor, pero no es lo mismo dar un baño al bebé en verano con temperaturas cálidas y más agradables que en invierno, que sólo quitarle la ropa al bebé le parece dramático. Cuando hace frío al igual que cuando hace calor debemos tener la temperatura de la vivienda sobre 22º C, de esta forma el bebé estará calentito, se sentirá seguro y confortado para darse el baño. Así que teniendo en cuenta estos sencillos consejos y un poco de sentido común conseguiremos que el baño sea igual de agradable que en verano para el bebé.

Cuida temperatura del baño o habitación donde bañes al bebé

Un rato antes de darle el baño al bebé, debemos ver y controlar la temperatura de la estancia donde vamos a dar el baño al bebé. Si está fría resultará incómodo para el bebé y puede afectarle a la piel o incluso resfriarse. Así que podemos subir la temperatura o poner un calefactor unos minutos antes, también es importante que no haya corrientes. Para ello verifica el correcto cierre de todas las ventanas y sino cierra la puerta del baño o la habitación. Cuando tengamos la temperatura entre 22 y 24º sabremos que podemos bañar al bebé con todas las garantías.

Comprobación de la correcta temperatura del agua

Al igual que la temperatura de la habitación la temperatura del agua es esencial para el confort térmico del bebé. Ahora que hace más frío lo ideal es ponerla algo más caliente que en verano, pero sin pasarnos ya que la piel del bebé es muy fina y sensible e incluso podemos quemarle. La temperatura ideal es un rango entre 32 y 35 ºC. Para medir la temperatura podemos usar la muñeca o el codo, o bien un termómetro de bañera con forma de pato o similares. No es bueno que el bebé esté sumergido mucho tiempo, ya que su piel más fina como hemos comentado y puede comenzar a sentir frío antes, lo suyo un baño de unos pocos minutos y listo.

Frecuencia de los baños

Lo más normal es bañar al bebé un día sí y otro no,  con tres días máximo a la semana será suficiente, ya que sino corremos el riesgo de resecar la piel del bebé. Lo más recomendable para el baño es usar una esponja de baño natural.

Cuidados de la piel del bebé

Con el frío hasta nuestra piel sufre, se irrita, y en los bebés puede ser peor debido a su sensibilidad. Lo mejor para su baño es usar geles y jabones sin perfumes ni alcohol en la hora del baño.

Es aconsejable usar cremas hidratantes para que su piel no sufra y no se seque en exceso en invierno, para ello mejor es utilizar productos naturales de origen BIO.

Secar rápido y vestir al bebé

Nada más acabar el baño, debemos sacar con cuidado al bebé y secarlo con mimo sin que pase mucho tiempo y ponerle pañal y muda limpia o pijama si va a dormir. De esta forma, no se sentirá desatendido ni cogerá frío por el contraste de temperatura al salir del baño.

Una vez se haya acabado con el baño, se debe sacar al bebé de la bañera, envolviéndolo en una toalla o manta con capucha, para de esta forma, evitar que coja frío en la cabeza que seguirá mojada. Luego, puedes mantener la cabeza de tu bebé cubierta con la toalla mientras comienzas a secarlo y vestirlo con el pañal limpio y un pijama limpio o muda según corresponda. Este proceso debe ser rápido y no debes entretener en arrumacos y en hacer mimos al bebé ya que muchos lloran cuando los sacamos del agua. Cuánto antes seques su piel y la protejas con el pijama, mucho mejor dado que evitarás que coja aire y se acabe resfriando.

Esperamos que con estos breves y simples consejos puedas seguir disfrutando con tu bebé de esos baños especiales y momentos de conexión también con el frío del invierno. Antes de acabar os recordamos que seguimos manteniendo los precios de nuestras canastillas para bebés personalizadas o puedes crear tu tarta de pañales dodot sin notar ningún incremento de precio y te puedes beneficiar de descuentos en tu primer pedido y también en regalos de nacimiento para empresas. Todo esto aplicable también a nuestros regalos de boda, bautizo y comunión. Disfrutar mucho y cuidaros ahora que empieza el cole y el frío!

Si te ha gustado compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *