Recuperación tras el embarazo

Cómo prevenir el dolor de ciática durante el embarazo

El embarazo es una etapa maravillosa de la vida, pero no por eso deja de ser duro. Hoy desde el blog de La Cestita del Bebé os vamos a dejar unos consejos para aliviar los dolores de ciática.

A medida que avanza el embarazo, la futura madre puede experimentar más dolores y molestias. Una de las mayores necesidades del tercer trimestre es poder aliviar la ciática del embarazo, un dolor que se extiende por las caderas y la espalda, impidiendo en ocasiones una vida normal.

Algunas mujeres incluso pueden experimentar ciática ya en el segundo trimestre, hasta el punto de tener que dejar de trabajar antes. Este dolor no es peligroso pero crea tal impotencia que lo único que deseas es poder detenerlo lo antes posible.

¿Es posible prevenir y/o aliviar la ciática durante el embarazo o es algo que debe manejar hasta que dé a luz?

No sufras dolores innecesarios que no lo son. Te contamos cómo aliviar la ciática durante el embarazo y qué hacer para frenar el dolor de forma urgente.

¿Qué es el dolor del nervio ciático?

 La ciática es el dolor causado por un nervio ciático pellizcado o inflamado. Este nervio se encuentra en la articulación de la cadera y es uno de los nervios más importantes que conectan la extremidad con el tronco. Por esta razón, el dolor puede extenderse hacia arriba, hacia abajo o hacia ambos lados. La ciática durante el embarazo comienza en la parte inferior de la espalda, justo por encima de las nalgas.

Por lo general, el nervio ciático durante el embarazo se pinzará debido al aumento de peso o por mantener la misma posición durante mucho tiempo. La duración del dolor puede variar y puede manifestarse de diferentes maneras. La ciática durante el embarazo se describe como una sensación local palpitante o de ardor que se irradia hacia la pierna y/o por toda la parte baja de la espalda. La ciática durante el embarazo es una de las sensaciones más incómodas. Además del dolor, puede haber debilidad y parálisis en los músculos cercanos al nervio, así como entumecimiento en las piernas y calambres intensos.

Causas de la ciática durante el embarazo

El nervio ciático, también conocido como nervio ciático, es uno de los nervios más grandes y grandes del cuerpo. El término «ciática» se refiere al dolor y otros problemas que se derivan de la presión sobre este nervio.

Pero ¿por qué sucede esto? Recuerda que durante el embarazo, el útero aumenta de tamaño hasta 20 veces y crece rápidamente a medida que crece el bebé. Eso es mucha masa y peso acumulados en esa misma área, lo que aumenta la presión sobre las extremidades inferiores. La presión del útero provoca en las embarazadas consecuencias en problemas de circulación y retorno venoso en las piernas.

El dolor en la parte inferior de la espalda, las caderas y las piernas también suele ocurrir cuando se comprime el nervio ciático. Se estima que casi la mitad de las mujeres embarazadas experimentan ciática durante el segundo o tercer trimestre. Este es un problema muy común, la probabilidad de que ocurra aumenta a medida que las mujeres llevan un estilo de vida sedentario o ganan más peso y volumen. Cuanta más presión sobre el nervio, más intenso es el dolor de la ciática. Los síntomas empeoran si una mujer embarazada pasa demasiado tiempo sentada o acostada, si duerme pocas horas y si ha tenido dolor lumbar en algún momento de su vida.

Cómo aliviar el dolor de ciática en el embarazo

Aunque en la mayoría de los casos la ciática se trata con medicamentos, ningún medicamento para la ciática durante el embarazo es completamente seguro tanto para la madre como para el feto. Si tiene ciática aguda o si has tenido ciática crónica durante su embarazo, estos son algunos consejos que puede seguir para aliviar el dolor:

Uso de faja o compresivos

 Existen cinturones especiales para embarazadas que soportan la mayor parte del peso del abdomen. Cuando el problema de la ciática se debe al aumento del volumen del vientre, este tipo de cinturón evita sobrecargar los músculos y nervios de las caderas y extremidades inferiores.

Aplique de calor en la zona

El calor seco aplicado directamente sobre el área afectada reduce la inflamación y el dolor nervioso. Ubica exactamente dónde está el dolor y usa una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica para relajar los músculos y aliviar el dolor.

Mantener la postura correcta

 A veces, los problemas de ciática durante el embarazo son causados ​​por una mala postura. Al estar sentado, de noche o de pie durante mucho tiempo en la misma posición, el nervio ciático puede verse afectado. Descubre qué tipo de posiciones son malas para tu cuerpo y aprende a adaptar tu día a día al embarazo en el que te encuentras.

Masaje para aliviarla ciatica

Si has probado otros remedios y no sabe cómo aliviar su ciática, consulta a un terapeuta para un masaje. El masaje de fisioterapia es muy útil para tratar este tipo de enfermedades. Eso sí, ningún tipo de masaje merece la pena. El masaje por parte de una persona no profesional puede empeorar el dolor. Acude a un fisioterapeuta especialista en embarazo, evita masajear la zona lumbar, que puede provocar contracciones uterinas prematuras. Parte superior Si tienes un dolor repentino y no sabes cómo aliviar la ciática, el mejor remedio es descansar hasta recuperarte por completo. Acuéstese en la cama o sofá en una posición cómoda para usted y descanse hasta que los músculos y los nervios se relajen.

Muevete

Si bien puede parecer contraproducente, uno de los remedios para un nervio ciático inflamado es mantenerse activo. A menos que su médico le indique lo contrario, intente hacer ejercicios moderados para fortalecer los músculos de la espalda y las piernas. ¡Así soportarás mejor el peso! Ejercicios para aliviar la ciática durante el embarazo Además de caminar y estirar la espalda y las piernas, puedes hacer ejercicios para aliviar la ciática durante el embarazo. Hazlo

Ejercicios para aliviar la ciática durante el embarazo

Además de caminar y estirar la espalda y las piernas, puedes hacer ejercicios para aliviar la ciática durante el embarazo. Hazlo siempre de forma segura, sin forzar la postura, para que el dolor no empeore ni provoque otras molestias.

Si el movimiento te incomoda y necesitas estirar poco a poco antes de hacer ejercicio, puedes buscar algún vídeo.

En definitiva, estos consejos te ayudarán a combinar ejercicios y estiramientos adecuados para cada situación. Dado que las primeras etapas del embarazo no son las mismas que en el tercer trimestre, el grado de molestias debe ajustarse a los movimientos realizados.

Encuentra más ejercicios sencillos y seguros para hacer en casa durante el embarazo a través de este otro artículo. En cualquier caso, evita automedicarte independientemente del nivel de dolor que sientas. En casos severos, lo mejor es consultar a su médico de cabecera para que pueda aconsejarle sobre el mejor tratamiento para su situación. Y tú, ¿alguna vez has tenido ciática durante el embarazo? Si conoce otros consejos y trucos para minimizarlo, no dude en compartirlos con nosotros.

Esperamos que con estos consejos lleves el embarazo de la mejor manera posible, cuidaros mucho y nos leemos en la próxima ocasión!

Si te ha gustado compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *