Causas por las que el embarazo se nos resiste

Dicen que con el frío aumentan las concepciones, esperemos que así sea porque la natalidad está por los suelos. Si estáis intentando y parece que os cuesta, desde el blog de La Cestita del Bebé vamos a enumerar las causas más frecuentes.

Regalos originales para embarazadas y BabyShower
Regalos originales para embarazadas y BabyShower

Mientras algunas parejas toman todas las precauciones del mundo para evitar el embarazo, también hay mujeres que constantemente se preguntan: si estoy buscando y todo está bien, ¿por qué no puedo quedar embarazada?

El embarazo puede ser una tarea desafiante debido a varios factores. Para que el bebé se fortalezca y se desarrolle saludablemente en el útero materno, todo el proceso debe realizarse bajo ciertas condiciones.
¿Qué pasa si soy joven y fértil y quiero quedar embarazada pero no puedo, o quiero quedar embarazada después de un aborto y no puedo quedar embarazada? Solucionamos todos estos problemas.
Descubre cuáles fueron los principales problemas que te impidieron quedar embarazada y cómo solucionarlos. Analizamos los motivos por los que no puedes concebir el día de la concepción y el procedimiento habitual para tener éxito.

¿Cuál es el tiempo para conseguir el embarazo?


Embarazarse en el primer intento les sucede a muy pocas mujeres. Según las estadísticas, más de la mitad de las parejas que intentan concebir lo logran en los primeros seis meses.
Para aumentar sus posibilidades, se aconseja a las mujeres que conciban durante los días más fértiles de su ciclo. Es más fácil alcanzar los objetivos deseados cuando la pareja es joven, sobre todo si se trata del segundo embarazo.

Sin embargo, esto no se aplica a todas las parejas. Casi la mitad tarda varios meses en concebir. Aproximadamente una de cada seis parejas tiene dificultades para concebir y, en algunos casos, se necesita ayuda médica. ¿Por qué mi esposa y yo estamos bien pero todavía no puedo quedar embarazada? Los problemas de infertilidad o embarazo pueden tener muchas causas diferentes.

Causas de la infertilidad


El embarazo es un proceso muy complejo y delicado, y muchos factores afectan su normal desarrollo. El estilo de vida, el estrés y ciertos trastornos o enfermedades de uno o ambos miembros de la pareja pueden afectar directamente las posibilidades de concepción. Una de las razones más comunes por las que no puedo concebir es considerar:


La edad


El mejor período de fertilidad para la mujer es entre los 20 y los 30 años. A partir de los 35 años se produce una disminución pronunciada de la capacidad reproductiva. Esto no significa que la mujer sea infértil, sino que pagará un precio más alto por intentar concebir.
La reserva ovárica y la calidad de los óvulos liberados en cada ciclo disminuyen con el tiempo. Esto puede aumentar la posibilidad de anomalías cromosómicas que provoquen un aborto espontáneo o defectos de nacimiento.

Estilo de vida


Otra gran razón por la que debo tener en cuenta que no puedo quedar embarazada es el estilo de vida. El aumento de peso, el consumo de alcohol, el tabaquismo, las altas dosis de cafeína e incluso una mala alimentación pueden afectar directamente a la fertilidad.
Esto les sucede tanto a hombres como a mujeres porque los malos hábitos reducen la calidad de los óvulos y los espermatozoides. Para evitar esto, es imprescindible llevar un estilo de vida más saludable antes, durante y después del embarazo.


El estrés o presión por quedarse embarazada


El estrés juega un papel muy importante en la fertilidad masculina y femenina. En los hombres en particular, la ansiedad y el estrés pueden reducir el conteo de espermatozoides viables, lo que puede afectar la libido y las erecciones.
En las mujeres, esto puede hacer que la ovulación se retrase, imposibilitando contar correctamente los días fértiles del ciclo o no ovulando en absoluto. También puede causar cambios en las secreciones cervicales que impiden que un óvulo fertilizado se implante correctamente en el útero.

Problemas de ovulación


Algunas mujeres tienen problemas de ovulación y no lo saben hasta que están tratando de concebir. Los síntomas más comunes son SOP, desequilibrio hormonal o reserva ovárica baja o deficiente. Aunque los períodos pueden parecer normales a primera vista, el embarazo no es posible si la ovulación y la producción de óvulos no son normales. Es más común en mujeres mayores de 35 años, pero también puede verse en niñas más jóvenes. 

La calidad del esperma


Como se mencionó anteriormente, ciertos hábitos pueden afectar la calidad del esperma de un hombre al reducir la cantidad de esperma viable. Los hombres pueden tener un recuento bajo de espermatozoides o problemas con la erección o la eyaculación. La infertilidad masculina rara vez presenta síntomas y debe diagnosticarse con diversas pruebas y análisis de esperma. Los problemas genéticos o el daño a los testículos son menos comunes, pero también pueden afectar directamente la probabilidad de ser padre. 

Problemas médicos


Las trompas de Falopio bloqueadas, los pólipos uterinos y un útero bicorne o en forma de corazón son problemas comunes en las mujeres, al igual que ciertas enfermedades o medicamentos que pueden afectar el funcionamiento adecuado de los órganos reproductivos y hormonales.
Una de las enfermedades más reportadas en los últimos años es la endometriosis, que causa infertilidad en el 40% de las mujeres. Impide la ovulación y la implantación normales o se asocia con aborto espontáneo, parto prematuro o defectos de nacimiento en los niños.
Cabe destacar enfermedades crónicas como el asma o la celiaquía, así como las enfermedades de transmisión sexual o venérea que dificultan el embarazo de mujeres y hombres. Es muy importante tratar y controlar estas enfermedades para que no afecten la formación y desarrollo del feto.


¿Por qué no puedo quedar embarazada si ya tengo un bebé?

Después de dar a luz, es normal que una mujer se preocupe por no poder volver a quedar embarazada. Esto sucede con más frecuencia de lo esperado y hay muchos factores que contribuyen a que no pueda volver a quedar embarazada. Las mujeres nacen con cierta reserva ovárica. Es decir, en cada ciclo soltamos un número determinado de huevos. Cuanto más joven sea la hembra, mejor será la calidad de esos primeros huevos.

Incluso si ya tiene un hijo, tratar de quedar embarazada después de algunos años puede no ser tan fácil como lo fue la primera vez. Sobre todo a partir de los 35 años, los ovarios disminuyen y empiezan a aparecer problemas de infertilidad.
Entonces, incluso si tiene uno o más bebés, si está tratando de volver a ser madre y no lo ha logrado en 6 a 12 meses, esa es una buena razón para buscar ayuda. Para las futuras madres después de los 35 años que quieren volver a quedar embarazadas, la FIV es actualmente el método más efectivo.

¿Cuándo debes ir al centro de FIV?


Después de no quedar embarazadas durante un año, muchas mujeres consideran buscar ayuda médica. Si una mujer no queda embarazada en unos 12 meses, puede acudir a un centro de inseminación artificial.


¿Dónde debo ir si no estoy embarazada?

El primer paso siempre es hacer una cita con tu médico de cabecera para que lo derive a un especialista. A pesar de la disponibilidad de clínicas privadas, algunos problemas reproductivos son tratados a través de la Seguridad Social española tras un diagnóstico médico inicial. Llevo un año embarazada, pero no estoy embarazada, ¿qué puede hacer un especialista por mí o por mi pareja? Las pruebas de fertilidad para hombres y mujeres son fundamentales para saber qué hacer si un embarazo sale mal. Además, si tiene períodos irregulares, una infección pélvica o le han diagnosticado endometriosis o síndrome de ovario poliquístico (SOP), esta es una buena razón para buscar ayuda médica.


Hazte una prueba de fertilidad


Si una pareja aún no puede quedar embarazada después de meses de intentarlo, un especialista en reproducción asistida o un ginecólogo le hará una prueba para averiguar por qué. Estas son pruebas no invasivas que funcionan tanto para mujeres como para hombres.
Como sabes, los problemas de fertilidad pueden ocurrir en ambos miembros de la pareja o solo en uno. Para muchas personas, existe una solución simple. No dudes en consultar a tu ginecólogo para averiguarlo. Las pruebas de fertilidad más comunes que se realizan en las clínicas son:


Para una mujer
• Análisis general + serología para descartar la enfermedad.
Ecografía transvaginal para descartar problemas con el útero o las trompas de Falopio. • Histeroscopia, que le permite ver el interior de la cavidad uterina e incluso tomar muestras de tejido.
• Biopsia endometrial a partir de una muestra previamente recogida. • Prueba de AMH y perfil hormonal.


Para los hombres
• Análisis generales.

• Sigmoidoscopia de movimiento ocular rápido, que cuenta el número de espermatozoides en movimiento.


¿Cómo aumentar la fertilidad de forma natural?

Aumentar tu fertilidad de forma natural es tan fácil como cuidar la salud de tus futuros padres. Se recomienda abandonar los malos hábitos, llevar una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio todos los días y evitar el estrés. El momento ideal para la concepción es la mitad del ciclo menstrual, es decir, el período fértil. Asegurarse de tener relaciones sexuales en estos días aumenta la probabilidad de que suceda. Aunque hay días fértiles máximos en el ciclo de una mujer, se recomienda tener relaciones sexuales frecuentes para aumentar las posibilidades de embarazo.

Los especialistas destacan que no abstenerse de tener relaciones sexuales durante una semana mejorará la calidad de los espermatozoides, y se deben adoptar posiciones de misionero y otras posturas sexuales que ayuden a que los espermatozoides entren en el útero. La frecuencia ideal es realizar la prueba cada dos días o cada dos días, prestando especial atención a los días 12 a 16 del ciclo de la mujer, cuando ovula.
El embarazo dentro de 1-2 años es normal a menos que haya problemas médicos o genéticos. ¿Qué pasa si no puedo quedar embarazada? La fertilización asistida es una solución rentable para lograr los objetivos deseados. Esperamos que os ayude con el embarazo sino acudir al médico. Nos leemos en la próxima ocasión, cuidaros mucho!

Si te ha gustado compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *