Aprender a montar en bici

Llega el buen tiempo y ese sol incita a salir, la vuelta a los parques de los peques va siendo progresiva. Así que desde el blog de lacestitadelbebe.es hemos aprovechado para dar unos consejos a papás y mamás de esos niños y niñas que tengan entre 4 y 6 años y vaya a aprender a montar en bici.

Niño disfrutando paseos en bicicleta

Mencionamos esta edad porque es la ideal, ya que entre los 4 y 6 años los niños ya tienen sus habilidades motoras lo suficientemente desarrollados como para subirse en una bici y mantener el equilibrio y la dirección. Si son más mayores no pasa nada.

Ante todo una buena base

Y no nos referimos a una base para que se caigan, sino a una preparación anterior que les ayude. Montar en bici con ruedines o las actuales bicis sin pedales son lo más recomendable para iniciarse en la bici. Lo más normal es que ya desde pequeños sobre los 3 años ya haya usado este tipo bicicletas y hayan adquirido destreza y equilibrio.

Para estos menesteres están las bicicletas evolutivas, están preparadas para ir sin pedales, de esta forma se convierten en el compañero perfecto de aprendizaje para los peques. Como es una bicicleta en dos fases, primero equilibrio y después pedaleo. Es decir, más adelante se les puede poner los pedales de forma sencilla para aprender a ir pedaleando como los mayores, pero este proceso necesitará de una adaptación.

Lo principal es elegir una bicicleta de tamaño adecuado a su altura y talla. Lo recomendable es que pueda sentarse y haga pie de forma cómoda, por si lo necesita de forma urgente, más tarde ya se lo subiremos más en caso necesario. El manillar también debe estar ajustado para que queda en una postura bien erguida ni muy bajo ni por encima de los hombros. Muy importante también es ajustar los frenos para que los niños y niñas pueden llegar perfectamente a accionarlos desde su posición, y de esta manera controlar la frenada.

Para un aprendizaje evolutivo con ruedines, lo mejor es que sean regulables en altura y conforme los niños avancen en el control de la bici, ir subiéndolos. De esta forma podemos ir haciendo que los niños de forma natural vaya pedaleando sin ayudas, entonces será el momento de quitarlas.

Lo primero la seguridad

Siempre que se monte en bicicleta  es recomendable usar unos elementos de seguridad, así ante el caso de un golpe tendrán más probabilidades de sufrir menor daño.

– El casco. Se trata de un elemento primordial de seguridad que siempre se debe utilizar. Debemos ajustarlo bien en la cabeza, con el borde delantero por lo menos a un par de centímetros sobre las cejas y la correa abrochada y ajustada lo máximo posible pero que no moleste.

– Luces y catadióptricos reflectantes. Un problema de las bicicletas es su poca visibilidad y mayor velocidad que un peatón. Por lo tanto es muy importante cuando hagamos uso de la bicicleta de llevar luces delanteras y traseras. Por norma general las delanteras serán de color blanco o amarillo y las traseras rojo, además ahora son led, son pequeñas y fáciles de montar y con una vida muy larga al tener poco consumo.

– Indumentaria. Para los peques con un chándal o ropa adaptada al tiempo es suficiente. Si queremos que tengan más protección siempre podemos comprarles unas coderas, rodilleras y guantes que sean de su talla.

¡No quiero, no más bici, no quiero montar!

Si a tu hijo o hija no le motiva demasiado el rodar en bici y ha tenido algún percance o caída, es normal que esté frustrado, sin confianza y con miedo. Debemos motivarlos para que vuelva a cogerla y así acabar aprendiendo, ya que al final es otra lección de vida y será la filosofía a seguir, frente a nuevos retos y adversidades.

Si los padres y las mamás estamos cansados y frustrados ante la falta de avances, siempre podemos delegar el aprendizaje en otra persona cercana en la que confíe el niño o la niña. Puede ser un abuelo, tío, tía, alguien con energía y ganas nuevas, así tendrá más paciencia y podrá logar el objetivo con los niños.

Será normal que los niñ@s tengan miedo e inseguridad, pero son instintos que tenemos de supervivencia. Esto nos enseña que mejor empezar poco a poco y de forma cautelosa que a lo loco y que acabe desembocando en una mala situación. Eso sí, los miedos deben vencerse y siempre está bien tener algo de respeto frente a una euforia de confianza, con la que seguro se ganan una caída.

Libertad sin ruedines, llego el momento

Con todo lo anterior es posible que aun haya temores a posibles caídas por parte de los pequeños ciclistas, así que debemos seguir una serie de recomendaciones para que el proceso se resuelva con las menores complicaciones posibles:

– Elegir un lugar llano y sencillo. Es decir debemos llevarlos a una zona que sea lisa y sin baches, mientras e sujetamos el sillín ellos deberán ir pedaleando y haciéndose cargo del manillar y la dirección. Conforme vaya adquiriendo soltura puedes ir soltándole breves momentos y luego más tiempo. Tienen que ir cogiendo destreza también a hacer giros y frenar sin usar los pies, para eso está los frenos.

Si le cuesta más de lo que pensabas y no te quieres dejar la espalda hay a la venta un palo de metal para acoplar a la tija o al sillín y así facilitar esta labor.

– Sin prisas. Las prisas siempre se han dicho que no son buenas, y aquí con vital importancia. Algunos niños aprenden más rápido y otros necesitan más tiempo para adaptarse y adquirir esa confianza tan necesaria. Debemos tener paciencia y poco a poco felicitarles por sus avances. Si le gusta pronto adquirirá el gusto por el ciclismo y sino siempre se puede dar una vuelta en bici o quedar con amigos.

– Mejorar manejo. Para inculcarle un aprendizaje más completo, podemos elaborar circuitos, poner conos o piedras e ir esquivando. También será de vital importancia que aprenda un poco a circular en presencia de peatones y tráfico y a respetar las normas de circulación por su bien y el de los demás.

El logro que sabe a victoria

Y es finalmente cuando aprenden a montar solos en la bici tras innumerables intentos y caídas de por medio, ese momento, queda siempre grabado en la memoria de todos nosotros ya de por vida. Un momento que sabe a victoria y nos da ese punto de confianza y filosofía para seguir intentando cosas en la vida y retos que no conocen pero que pronto dominaran.

Para acabar y que todo vaya sobre ruedas, sólo recomendaros paciencia, una bicicleta preparada para su talla, el casco y un día espectacular, con estos ingredientes conseguiréis quien sabe a otro campeón de ciclismo o campeona. Y posiblemente luego accesorios como el timbre, luces, pegatinas, etc.

Antes de iros sólo comentaros que tenemos ya la tienda abierta en Zaragoza para atenderos de la mejor manera posible, con una sonrisa. Así que no os perdáis ninguna de nuestra canastilla bebe ni tarta de pañales originales y montadas a mano con las mejores marcas del mercado. Ofrecemos marcas como Weleda, Mustela y Bio, cremas prestigiosas que junto a los pañales dodot y chelino, dotarán a vuestros regalos de máxima calidad y reconocimiento por parte de los flamantes papás y mamás tanto si la entregáis, se la entregan o la reciben en un baby shower que tanto están de moda. Además seguimos manteniendo el descuento del 5% al registrarse y comprar por la web! Te los vas a perder? Ven y visítanos sin compromiso, te esperamos!

Si te ha gustado compártelo
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *